Pasarela

Afterparty MTV Sevilla: un 'backstage' fortaleza para Rosalía

  • La fiesta posterior a los premios MTV EMA en Sevilla se dividió en dos zonas: la exclusiva 'Toilett Party' y la inaccesible 'Greenroom'.

'Greenroom', como se denominó al 'backstage' en la gala de los MTV. 'Greenroom', como se denominó al 'backstage' en la gala de los MTV.

'Greenroom', como se denominó al 'backstage' en la gala de los MTV. / Efe

Los MTV Music Awards dejaron mucho más que música y premiados; también anécdotas entre las celebrities que fueron invitadas a la gala: cantantes, modelos, artistas e influencers. Rosalía ni siquiera se hizo la tradicional foto con el galardón, y dejó a los fotógrafos con un palmo de narices esperando a la protagonista española de la noche. La fiesta posterior tampoco tuvo desperdicio; la noche se dividió entre la Toilett Party y Greenroom, una fiesta exclusiva, y la otra aún más.

Acceso a la 'after party' de MTV en Fibes. Acceso a la 'after party' de MTV en Fibes.

Acceso a la 'after party' de MTV en Fibes. / F.A.G.

Nada se dejó al azar, y todo estaba atado, y bien atado. En la gala ay se dejó entrever un nivel de producción que está a años luz de lo que estamos acostumbrados a ver en las galas de música nacionales, y por supuesto nada tediosa o alargada en exceso. Quizás, de hecho, todo estuvo mascadito: pocas sorpresas (si acaso, lo de Liam Gallagher) y menos improvisación. Dua Lipa y Becky G, muchas veces infravaloradas, clavaron su misión de atar bien la gala. Esto no era una gala de los Goya, y MTV domina el concepto de televisión-espectáculo: se notó en lo bien planteado que estaba el comienzo y el cierre del evento.

Uno de los temas comentados entre la prensa en la after party fue la espantá de Halsey, quien canceló a última hora toda la promoción que tenía prevista, incluidas entrevistas, para dedicarse enteramente a los ensayos. Y el comentario general es que después de verla interpretando Graveyard, hablar con ella hubiera sido un punto más, puesto que sin duda fue una de las actuaciones de la noche. Descalza y con saltitos, la cantante mostró una cara más amable que de costumbre mientras defendía su single.

Si la Toilett Party fue única (en la terraza exterior y trasera del Palacio de Congresos y Exposiciones Fibes), la organizada en Greenroom, el backstage de los famosos, fue espectacular. Allí Paz Vega pudo lucir a sus anchas su diseño negro con lunares dorados de Dolce & Gabbana realizado en una fina gasa y semitransparente, con el que poco antes había entregado un premio. No en vano la actriz se encontraba más que a gusto en su ciudad natal. Rosalía, de hecho, se refugió en esa privacidad del espacio VIP entre lo VIP para no dejarse ver más. Lo mismo hicieron Georgina y Ronaldo, ella cada vez más diva en eventos de este tipo, él con un traje de chaqueta rojo que han comparado con el uniforme de un pizzero. Desde las 22.45 horas hasta las cinco de la mañana, pincharon Black Saint, Shortee, Blitz, Jungle, Flaca y Alba y Hutch. Con algunos paréntesis flamencos para rendir homenaje a la tierra anfitriona. También los abanicos con los premiados fueron un detalle.

Terraza exterior de la fiesta. Terraza exterior de la fiesta.

Terraza exterior de la fiesta.

El actor Carlos Santos y personajes como Tamara Gorro y Raquel Bollo se conformaron con acceder a la Toilett Party. La Greenroom se convirtió en una fortaleza acorazada a la que los periodistas sólo accedieron el sábado para poder hablar también de los entresijos de los premios. Un backstage muy calculado y reducido, en el que también se cuecen habas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios