Posible reencuentro

Carlos III quiere acercarse a su hijo Enrique por una razón de peso

Carlos III en una alocución durante el homenaje a los combatientes de Normandia, junto a su esposa, la reina consorte Camila

Carlos III en una alocución durante el homenaje a los combatientes de Normandia, junto a su esposa, la reina consorte Camila / EFE

El rey británico Carlos III ha vivido con intensidad los actos del 80º aniversario del desembarco de Normandía, un momento crucial de la historia reciente para la derrota de los ejércitos de Hitler. El rey de Inglaterra ha estado con los veteranos de guerra y ha pronunciado en sus intervenciones un mensaje de apoyo y también de esperanza.

En el breve período en el que el hijo de Isabel II está en el trono ha tenido que enfrentarse a imprevistos reveses, como su estado de salud, con el cáncer del que se está tratando, anunciado en enero a raíz de una intervención en la próstata. La preocupante noticia se unió a la de la intervención quirúrgica de la princesa de Gales, que también informó de que sufre un cáncer y del que está siendo tratada desde principios de año. Su ausencia en los ensayos de los desfiles del cumpleaños del monarca ha sido respondida con un mensaje de la propia princesa Catalina, excusándose por su estado y confiando en que la Guardia Irlandesa estará brillante en los actos del 15 de julio. En principio se anunció que Kate Middleton iba a estar en dichos ensayos del pasado sábado.

Carlos III en un discurso durante el 80º aniversario del desembarco de Normanía Carlos III en un discurso durante el 80º aniversario del desembarco de Normanía

Carlos III en un discurso durante el 80º aniversario del desembarco de Normanía / EFE

Las enfermedades han puesto a prueba las relaciones familiares en el entorno de Carlos III. A raíz del libro En la sombra, publicado por el príncipe Enrique, el duque de Sussex, el pasado año, se agrió la relación entre el monarca y su hijo menor, quien se vio sin residencia en el Reino Unido por decisión de su padre.

Tras un primer encuentro en febrero entre el rey británico y el príncipe Enrique, el monarca no recibió a su hijo y su nuera, Meghan Markle, en su visita a Londres el pasado mayo para la inauguración de los Juegos Invictus.

Los duques de Sussex, el príncipe Enrique y Meghan Markle en Nigeria este pasado mayo Los duques de Sussex, el príncipe Enrique y Meghan Markle en Nigeria este pasado mayo

Los duques de Sussex, el príncipe Enrique y Meghan Markle en Nigeria este pasado mayo / EFE

Tras estos meses de tensión, Carlos III habría abierto la posibilidad de una reconciliación más afectuosa con su hijo y nuera ya que su deseo es estar más cerca de sus nietos, Archie y Lilibeth, con los que no ha tenido contacto alguno. La prensa británica cita este martes que Carlos y Camila tienen interés por tener más cerca a los hijos del príncipe Enrique. La expresión es que el rey está "más interesado que nunca" en ese acercamiento, restañando resquemores a raíz de lo publicado en aquel volumen autobiográfico. 

En 2020, poco antes de que estallara la pandemia, los duques de Sussex anunciaban su traslado a Estados Unido y con él su anulación de compromisos oficiales con la familia real. Isabel II les respetó la decisión que fue mucho más criticada por el padre del príncipe. Ese distanciamiento vería ahora un motivo para templar los ánimos para que los dos pequeños de los Sussex estén más cerca de su abuelo.

Según el rotativo The Mirror el monarca quiere mostrar en estos meses tan inciertos que "valora su familia" y que desea ver a su nietos, no sólo por videollamada. Carlos III desea tener un vínculo de influencia, "que aprendan de él. Ese sueño como abuelo le puede permitir atemperar la relación como padre y suegro. Otro asunto será cómo pueden volver a tener contacto Enrique y Meghan con los príncipes de Gales, con unas relaciones absolutamente rotas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios