Keka Raffo Autora del cartel

"Esta obra es un grito a la unidad y a la amistad"

  • La imagen anunciadora de la Feria de Primavera y Fiesta del Vino Fino 2011 ofrece una perspectiva diferente de la fiesta, la de una artista chilena afincada en El Puerto

La imagen anunciadora de la Feria de Primavera y Fiesta del Vino  Fino 2011 ofrece una perspectiva diferente de la fiesta portuense, ya que se trata de la visión que de ella tiene una artista chilena afincada en El Puerto desde hace más de 28 años: Keka Raffo. Esta mujer, que se declara anárquica tanto en su comportamiento vital como estético, ha sabido plasmar de forma muy original en su obra que la Feria de El Puerto está dedicada a Cádiz "sin una sola letra, ya que la función del cartel es comunicar sin palabras". 

De un primer vistazo, la huella indiscutible del estilo de Raffo queda al descubierto: el papirosaico, una técnica de creación genuina de la artista que consiste en pegar papeles mediante collage. "Yo no pinto con pinceles, sino que busco la armonía a través de composiciones, colores, luces y perspectivas". Toda una maestra en este difícil método del mosaico para el que hace falta papel, tijeras y, por supuesto, "inspiración e improvisación pensada". Keka confiesa que no todas sus obras se pueden bocetar, "es más, este cartel lo he reelaborado varias veces".

En un primer plano, unos volantes de flamenca desde donde salen dos hileras de farolillos. El primero de ellos con la bandera de la Unión Europea; el segundo con la de España; el tercero recoge los tonos distintivos de Andalucía; y los siguientes hacen alusión tanto a El Puerto de Santa María como a Cádiz. La intencionalidad queda bastante clara: "Quería que el cartel ofreciese una visión global, que es lo que da fuerza. Es un grito a la unión y a la amistad. La única forma de hacernos grandes es uniéndonos".

Por eso la artista se decantó por ubicar el Castillo de San Marcos y la silueta típica de Cádiz a la misma altura, "en igualdad total, sin preferencia de una ciudad sobre otra".

La perspectiva que concede la hilera de farolillos-emblemas se ve incrementada con las viñas que desembocan al final de la obra, permitiendo al espectador meterse dentro de la imagen en una amplia profundidad espacial.

En un primer término, las flores que marcan el inicio de la primavera. "Las rojas representan la pasión; las azules imitan al cielo y al mar de esta tierra; y las amarillas simbolizan el sol y el calor tanto del clima como de las personas".

Varias noches se desveló esta portuense nacida en Chile mientras realizaba el encargo. "Dar forma al cartel son palabras mayores, no obstante ha sido un gran reto y todo un honor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios