Calendario electoral

Revés en la semana clave para Pedro Sánchez

  • El plagio del libro altera una hoja de ruta concebida para alargar la legislatura, al menos, hasta antes de la sentencia del 'procés'

Pedro Sánchez, con líderes europeos en Austria este jueves. Pedro Sánchez, con líderes europeos en Austria este jueves.

Pedro Sánchez, con líderes europeos en Austria este jueves. / Juanjo Martïn/EFE

Comentarios 10

El Consejo de Ministros aprobará este viernes la propuesta de reforma de la Constitución para eliminar los aforamientos de diputados, senadores y miembros del gabinete. Se cerrará, de este modo, una semana clave para Pedro Sánchez, cinco días en los que intenta liderar la agenda política del país después de que Albert Rivera le acusase la semana pasada de plagiar su tesis doctoral. Sin embargo, un nuevo plagio -esta vez, veraz- altera una hoja de ruta que debía llevarle a prolongar la legislatura hasta mediados del año 2019.

Pedro Sánchez y Carlos Ocaña copiaron en su libro La nueva diplomacia de la economía española una conferencia que el diplomático Manuel Cacho pronunció en la Universidad Camilo José Cela. Son cinco de los siete folios, 454 palabras, incluida una errata. Cacho, según explica el periódico El País, que es el medio que ha revelado el plagio, lo que no es poco relevante, no fue consultado. El hecho de que el libro se fundamente en la tesis doctoral del presidente del Gobierno le vuelve a colocar en la misma casilla donde le dejó Albert Rivera la semana pasada. ¿Copia Pedro Sánchez?

Golpe maestro en el Congreso

El presidente abrió la semana con el anuncio del final de los aforamientos; su ministra Teresa Rivero ha dado otro golpe al eliminar uno de los impuestos que encarecen el recibo de la luz, pero el verdadero golpe maestro lo asestó el cerebro gris que coló la reforma de la Ley de Estabilidad como enmienda agazapada de otra ley relacionada con la violencia de género. Esto le permitirá aprobar el proyecto de Presupuesto de 2019 si logra los acuerdos parlamentarios.

La mesa del Congreso y la mayoría popular en el Senado tenían bloqueados la reforma de la Ley de Estabilidad que permite aprobar la senda de déficit. Sin esto último, no se pueden llevar los Presupuestos al Congreso. La reforma le quitará al Senado el veto a la senda, se aprobarán los nuevos objetivos de déficit y el proyecto de Presupuestos entrará en la Cámara.

Pero hay que considerar algo: con o sin Presupuestos, Pedro Sánchez tiene la intención de cruzar el Rubicón del final del año 2018, quiere llegar a 2019. Y situarse en las semanas posteriores a las elecciones europeas y municipales de finales del mes de mayo.

Hasta 140.000 euros

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, tiene el encargo de negociar las cuentas con Podemos en un primera estación de penitencia. Y es posible. Ya le ha entregado la subida del IRPF para los tramos superiores a 140.000 euros; posiblemente, un tope mínimo para que la desgravaciones del de Sociedades no dejen a este impuesto en nada, y algún que otro regalo sobre imposiciones al ahorro-inversión. Con la voluntad de un Pablo Iglesias renacido, el acuerdo con los morados se puede conseguir.

Pero el Gobierno necesita también a Esquerra y el PdeCAT. Esto es lo más complicado, porque los republicanos lo condicionan, por el momento, a un cambio de criterio de la Fiscalía sobre los políticos presos y los viejos convergentes están divididos entre los leales a Puigdemont y los partidarios de Marta Rovira y Campuzano.

La sentencia del juicio al Procès es la fecha infranqueable. Pedro Sánchez ha conseguido bien poco con su política de apaciguamiento en Cataluña. Mientras Oriol Junqueras, líder real de ERC, siga en prisión, no hay atisbo de un encauzamiento de la crisis catalana, y la sentencia del Tribunal Supremo puede agravar su situación con unas penas muy duras.

Sentencia, en primavera

Éste es el escenario al que le teme el Gobierno. A cuál será la reacción en Cataluña cuando los jueces del Supremo dicten sentencia. Para entonces, España debe contar con un Gobierno que goce de una mayoría suficiente en el Congreso, sea de coalición o no. Los hechos del otoño de 2018 se pueden reproducir en la primavera de 2019.

Los cálculos que se hacen en el Tribunal Supremo indican que el juicio no comenzará hasta finales de diciembre o enero, por lo que la conclusión llegaría a abril o mayo. No habrá sentencia, pues, hasta después de las municipales, porque el criterio aplicado por los jueces hasta ahora es intervenir lo menos posible en campaña electoral.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios