España

Iglesias sigue erre que erre con los ministerios

  • Podemos no baja al barro con Sánchez, pero exige carteras para apoyar su investidura

  • Csacusa al presidente de pedir la abstención para "tapar sus vergüenzas" tras el pacto en Navarra

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, acompañado por la diputada Ione Belarra el pasado viernes. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, acompañado por la diputada Ione Belarra el pasado viernes.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, acompañado por la diputada Ione Belarra el pasado viernes. / Víctor Lerena / Efe

Comentarios 11

Pablo Iglesias aprendió de los errores de 2016 y se ha autoimpuesto la discreción para encarar la negociación con Pedro Sánchez, pero, aunque el tono es ahora dócil, el objetivo del líder de Podemos sigue siendo tener ministerios en un futuro Gobierno con el PSOE y hacer oídos sordos a las presiones.

Iglesias no quiere estridencias y esta semana ni siquiera ha reaccionado con palabras a lo que algunos vieron una "provocación" de la vicepresidenta Carmen Calvo, que instó a la formación morada a decidir si aceptaba la propuesta de tener cargos importantes en el Gobierno, pero no ministerios.

Sin bajar al barro, la única respuesta de Iglesias ha sido pedir al PSOE la creación de la Vicepresidencia de Sostenibilidad y sugerir sutilmente que podría dirigirla Podemos. Según fuentes de la formación morada, su líder sigue a la espera de que recibir una propuesta concreta del jefe del Ejecutivo con los puestos administrativos que está dispuesto a cederle a Podemos, un documento sin el cual no pueden seguir las negociaciones.

Su intención es estudiar con atención y respeto cualquier propuesta del presidente del Ejecutivo, aunque la postura de Podemos es "bien conocida" y consiste en repartir los puestos de poder con el PSOE de forma proporcional. Con 42 diputados frente a los 123 del PSOE, Iglesias aspira a estar en el Gobierno. Además, en la formación morada no comprenderían que Sánchez se lo negase teniendo en cuenta que en la Comunidad Valenciana y Baleares se han cerrado ya coaliciones en las que Podemos ocupará vicepresidencias.

Los equipos no han comenzado a trabajar, pero Iglesias está tranquilo, según estas fuentes, porque ya se había preparado para una negociación difícil y se siente preparado para asumir la presión que Sánchez pueda ejercer sobre él en busca de su apoyo en una investidura. Iglesias es reacio a una repetición electoral que se podría traducir en una caída aún mayor en número de diputados, pero desde la formación morada ya han avisado de que es Pedro Sánchez el que necesita tener amarrados los apoyos antes de ser investido. Y los de Podemos no van a ser gratis.

El PP prepara cambios en Génova

Desde Ciudadanos se mantienen en el no a la investidura de Sánchez. Su secretario de Organización en Madrid, César Zafra, acusó al presidente en funciones de utilizar la "abstención responsable" que pide al partido naranja como "excusa" para "tapar las vergüenzas" de sus contactos con partidos independentistas. "Una vez elegido a Bildu como socio y al resto de fuerzas independentistas, Sánchez no puede pedir al resto de partidos constitucionalistas una abstención que ni él mismo quiere", señaló. El diputado autonómico se refirió así al "infame pacto" suscrito por el PSOE en Navarra.

Mientras, el PP está inmerso en una cuenta atrás para los cambios en la dirección del partido con los que afrontar su nuevo papel en la oposición. El proceso está previsto para julio, en la Junta Directiva Nacional. Los cambios que prevé Pablo Casado pueden afectar a varias vicesecretarías. La intención del presidente popular es incluir a dirigentes que tengan peso territorial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios