DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

España

La CEOE suspende el diálogo social y los sindicatos piden mesura a todas las partes

  • Garamendi califica de "dislate" el acuerdo del PSOE y Podemos con Bildu

  • UGT considera que ese pacto es "música de la mala"

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y el vicepresidente, Gerardo Cuerva, en el Congreso. El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y el vicepresidente, Gerardo Cuerva, en el Congreso.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y el vicepresidente, Gerardo Cuerva, en el Congreso. / Ballesteros / Efe

Los agentes sociales han exigido al Gobierno este jueves que la negociación sobre la reforma laboral vuelva al diálogo social, un ámbito en el que ya habían comenzado las conversaciones para modificar los aspectos más urgentes de la norma del PP de 2012, pero que quedaron en el aire por la irrupción del coronavirus.

El acuerdo del Gobierno de coalición con Bildu, para sumar su apoyo a la prórroga del estado de alarma, ha generado especial malestar en la patronal CEOE, que considera que la derogación íntegra de la reforma laboral de 2012 "tendrá unas consecuencias negativas incalculables" en la economía y en la confianza empresarial, lo que "impactará de forma profundamente negativa en el empleo".

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha anunciado este jueves que "suspende" la presencia de la patronal en las mesas de diálogo social. En una entrevista en RNE, ha dicho que dicho acuerdo es "un auténtico dislate y una irresponsabilidad mayúscula", que puede tener "consecuencias incalculables" en la confianza en la economía española para empresas nacionales y de fuera.

El acuerdo PSOE-UP-Bildu reproduce el pacto de investidura entre el Partido Socialista y Unidas Podemos en el que no se especificaba si la derogación iba a ser completa o solo de los aspectos más lesivos, aunque el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, ha defendido este jueves que aquel pacto ya contemplaba una revocación íntegra.

Intempestiva matización

Fue después de que el PSOE mandara el miércoles por la noche una nota aclaratoria anulando el punto primero del acuerdo, que establecía la derogación "de manera íntegra" de la reforma laboral de 2012 antes de la finalización de las medidas extraordinarias adoptadas por la epidemia de Covid-19.

En el mundo empresarial no ha caído muy bien este acuerdo político, que en sus términos originales supondría, entre otras cosas, incrementar el coste del despido que fue abaratado en 2012, una cuestión que de momento no estaba encima de la mesa de diálogo social y que cuenta con la oposición frontal de la patronal.

Por la parte sindical, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha pedido a la CEOE "mesura" para continuar en la senda del diálogo y ha calificado de "música de la mala" el acuerdo con Bildu.

De momento se ha derogado la parte del artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores que permitía el despido por acumular bajas médicas en un determinado periodo de tiempo, lo que se hizo a través de un decreto ley.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios