El Puerto

La urbanización de El Águila ya cuenta con un nuevo parque

  • La parcela tiene una extensión de 26.000 metros cuadrados y cuenta con especies vegetales típicas de la zona. También se ha instalado un circuito para hacer ejercicio

Comentarios 12

El alcalde, Enrique Moresco, acompañado por la concejala de Medio Ambiente, Blanca Merino, y varios miembros más del equipo del Gobierno inauguró en la mañana de ayer el Parque de Poniente, en la urbanización El Águila, junto a vecinos de esta zona.

Previamente los asistentes al acto dieron un paseo guiados por el presidente de la Comunidad de Propietarios de El Águila, Antonio Ortega, y el vicepresidente, Eloy Fernández, que trasladaron al alcalde el agradecimiento de todos los vecinos y explicaron que éste es un parque público para todos los portuenses.

El alcalde señaló por su parte que con la inauguración de este proyecto "cumplimos con un viejo compromiso con los vecinos de la zona, que han soportado durante años que este gran espacio estuviese en pésimas condiciones y que incluso muchos lo utilizaran de vertedero". Moresco dio públicamente las gracias a los vecinos por su paciencia, incidiendo en el hecho de que ellos han sido los principales promotores y protagonistas de este proyecto que han reivindicado durante años.

El nombre de Poniente también ha sido una propuesta de los vecinos. El parque se sitúa en una parcela de 26.000 metros cuadrados, convirtiéndose así en el parque urbano forestal más grande de la ciudad. Moresco señaló que el proyecto, que ha tenido un presupuesto de 200.000 euros, ha tenido como inspiración "la creación de una zona verde basada en el bosque mediterráneo", típico de la Costa Oeste.

El alcalde también ha explicado a los vecinos que este espacio presenta una elevada densidad arbórea, señalando que las especies de los árboles plantados se agrupan en tres zonas diferenciadas: una zona de frondosas caducas situada en la puerta de acceso del Parque Rebollo, con álamos, fresnos, almeces, y laureles perennes; una zona de coníferas situada en la parte central del parque, con pinos piñoneros y pinos carrascos; y una de frondosas perennes, ubicada junto al acceso del biocircuito, con algarrobos, alcornoques, encinas y acebuches.

Igualmente el alcalde ha informado que el matorral que se ha plantado es mediterráneo en su mayoría: lentiscos, durillos, zahuatillos, retamas o teucrium, entre otros.

El alumbrado va sobre báculos empotrados en el suelo y hay un entramado de bocas de riego cada cincuenta metros y un sistema de riego por aspersión en la pradera de césped. Los caminos son de áridos reciclados. En el parque también hay un circuito de ejercicios biosaludables.

Tanto el alcalde como la junta directiva de la comunidad señalaron que el mobiliario del parque es antivandálico, pero aún así piden la colaboración de todos los que lo visiten para que hagan de este parque un uso racional y cívico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios