Turismo

“Hemos perdido una ocasión de oro para cambiar el modelo turístico”

  • Hoteleros portuenses creen que el fomento del ocio nocturno hasta el amanecer no ha sido positivo

Una imagen de jóvenes en el centro de El Puerto, el pasado mes de julio. Una imagen de jóvenes en el centro de El Puerto, el pasado mes de julio.

Una imagen de jóvenes en el centro de El Puerto, el pasado mes de julio. / D.C.

Termina el mes de agosto y es hora de hacer balance de lo que ha dado de sí el verano. El Puerto, tras la incertidumbre de los meses previos a la temporada -cuando algunos hoteles no sabían incluso ni si podrían abrir sus puertas- ha tenido unos resultados de ocupación positivos, situándose porcentualmente por encima de otros destinos de la provincia, pero eso no significa que el sector hotelero esté satisfecho.

Directores de hotel consultados por este periódico lamentan que “se ha perdido una ocasión de oro para cambiar nuestro modelo turístico, algo que nunca se llega a acometer por falta de tiempo y que este año se podía haber previsto. Nos podíamos haber sacudido el modelo de ocio nocturno hasta el amanecer, pero no ha sido así”, señala uno de los veteranos del sector, el director del hotel Los Cántaros, José María Godínez.

Y es que en general el sector valora la celebración de los conciertos de calidad que se han celebrado este verano, como los del Cabaret Festival en la Plaza de Toros o el ciclo Soko Live, con figuras de primera fila y un horario prudencial, así como otras iniciativas culturales como el Festival de Jazz de Osborne o el festival de Teatro de Comedias en el Patio de San Luis.

No opinan lo mismo, sin embargo, de otros eventos y situaciones que se han producido este verano, como las terrazas al aire libre con música hasta primeras horas de la mañana-hasta que el Ministerio de Sanidad prohibió el ocio nocturno y limitó los horarios a la una de la madrugada, ya pasada la primera quincena del mes de agosto”. En este sentido, han sido muchas las quejas no solo de portuenses, sino también de visitantes, por el ruido nocturno que han generado algunos de estos establecimientos, impidiendo el descanso.

Varios de los hoteles consultados confirman además que para conseguir esas cifras de ocupación -que en agosto han llegado a ser del 75%- han tenido que bajar sus tarifas, en algunos casos hasta en un 30%, lo que ha traído consigo un perfil de cliente muy joven, con escaso poder adquisitivo y cuyo principal interés ha sido disfrutar del ocio nocturno.

Tampoco ha ayudado a mejorar la imagen turística de la ciudad la situación vivida hasta bien avanzado el mes de agosto de botellones incontrolados en varios puntos de la ciudad, entre ellos la explanada de La Calita, hasta que finalmente el pasado 19 de agosto el Ayuntamiento ordenó el cierre nocturno de este aparcamiento.

Este asunto del modelo turístico que interesa a la ciudad se ha abordado en infinidad de ocasiones en la Mesa del Turismo, y la petición del sector siempre ha sido la misma: “Queremos parecernos a Vejer, no a Magalluf”, pero para eso, como recuerdan, “hay que trabajar e invertir. Para ser Magalluf sólo hay que mirar hacia otro lado”, sentencia Godínez.

Hay que recordar que a finales del pasado mes de julio la propia Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Salud y Familias, llamó la atención al Ayuntamiento por las imágenes que se habían publicado de aglomeraciones nocturnas en distintos puntos de la ciudad. En el caso de algunos hoteles céntricos estas imágenes contribuyeron a que se produjeran cancelaciones de clientes que buscaban un destino más tranquilo.

El concejal de Turismo recuerda que la nueva campaña busca un perfil de visitante más familiar

Por su parte el concejal de Turismo, Curro Martínez, no comparte del todo esta visión, si bien reconoce que la búsqueda de un modelo más familiar y de calidad es el objetivo de su Concejalía. Martínez recuerda que teniendo en cuenta la incertidumbre que sufrió el sector durante la cuarentena, y después de haber estado en ocasiones a la cola en las estadísticas de ocupación de la provincia, “este verano se ha logrado salvar con unas buenas cifras que ayudarán a los establecimientos a enfrentarse a un otoño que va a ser muy duro”.

Como recuerda el responsable municipal de Turismo “la amenaza de rebrotes hace que las perspectivas para los próximos meses no sean buenas, y gracias a la presencia de visitantes este verano los hoteles podrán aguantar”, aunque se produzcan, como ya viene siendo habitual en temporada baja, cierres temporales.

En cuanto al modelo turístico, Martínez recuerda que la nueva campaña lanzada por la Concejalía busca precisamente enganchar a un turista más familiar y asegura que “se ha tomado nota de lo que no haya funcionado bien, para corregirlo. Estamos trabajando en eso”, afirma, aunque añade que El Puerto “se ha confirmado como un destino seguro”, aludiendo al escaso número de contagios que ha sufrido la ciudad durante el verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios