El Puerto

"No seremos tres partidos, sino un gobierno transversal con 13 concejales"

  • PSOE, Levantemos e IU firmaron ayer el acuerdo para que la izquierda gobierne El Puerto durante los próximos cuatro años

En plena calle, en la plaza Isaac Peral a las puertas del Ayuntamiento y ante un nutrido grupo de militantes y simpatizantes de las tres formaciones, se sellaba ayer el acuerdo tripartito de gobierno entre PSOE, Levantemos El Puerto e Izquierda Unida para regir los destinos de la ciudad durante los próximos cuatro años, un acuerdo histórico ya que permite a la izquierda recuperar la Alcaldía después de 24 años.

Tras intensos días de maratonianas negociaciones no exentas de tiras y aflojas, por fin al filo de las ocho de la tarde los concejales de las tres formaciones rubricaban el pacto y el programa de gobierno consensuado hasta el año 2019.

El que será desde hoy el nuevo alcalde de El Puerto, el socialista David de la Encina, destacaba que este acuerdo es "un hecho importante para el futuro de la ciudad" y calificó el acuerdo alcanzado como "un pacto de progreso". De la Encina definió el programa consensuado entre las tres fuerzas como "público y participativo" y aseguró que desde hoy mismo el nuevo equipo se implicará "intensamente y por igual".

El programa, según destacó el nuevo alcalde portuense, se basa en una clara vocación social e incluye también una carga "de idealismo y aire fresco", dijo. "Seremos un gobierno abierto y transparente de verdad, el ciudadano tendrá el control y participará en la toma de decisiones. No habrá tres partidos, sino un gobierno transversal con trece concejales", afirmó.

El portavoz de Levantemos El Puerto, José Antonio Oliva. Comenzó su intervención recordando que "no somos profesionales de la política. Venimos de abajo y nuestra intención es cambiar la vieja política. Lo que hemos tenido hasta ahora no eran pactos, eran sentencias, nosotros llegamos con ideas nuevas", afirmó.

En cuanto al documento negociado, Oliva destacó que se ha consensuado un programa "para el buen vivir de la gente" y basado en la transparencia y en la participación ciudadana. "Queremos que el pueblo tenga voz", reivindicó, asegurando que "nos vamos a volcar. Es un gran pacto y lo llevaremos a cabo con fuerza y humildad".

Por su parte el portavoz de Izquierda Unida, Antonio Fernández, calificó el pacto de "un hito en la historia de la ciudad. Es la primera vez que un acuerdo así se firma de cara al pueblo", destacó. Fernández también considera que el programa común de gobierno es un documento "muy bien hecho que hace hincapié en la importancia de las personas, con mecanismos de control y un gran protagonismo de la ciudadanía. "Abriremos las puertas del Ayuntamiento y los ciudadanos podrán acudir a hablar con los concejales, que son sus representantes", recordó.

En cuanto a las recientes acusaciones lanzadas por el PP contra el tripartito, les respondió que "la participación que ellos nos han negado a nosotros en estos años se la ofrecemos ahora", asegurando que "escucharemos todas las buenas propuestas, vengan de donde vengan. Si quieren, que se sumen a este cambio", les ofreció.

Con respecto a la organización del nuevo gobierno, ayer únicamente se introdujo un cambio con respecto a lo que había trascendido en los días previos, y es que finalmente el concejal de Economía y Hacienda y Patrimonio será Javier Botella, de Levantemos, mientras que su compañera de formación Rocío Luque llevará Juventud y Deportes y Fiestas.

La presidencia de las empresas municipales se repartirá entre las tres formaciones y en el caso de Apemsa, David de la Encina anunció que se remodelará el Consejo actual y se abrirá "a la ciudadanía". Ayer muchos de los asistentes llevaban pegatinas con el lema "Apemsa 100% pública" y en el pacto de gobierno se fija como una de las primeras medidas la evaluación y revisión del proceso de venta de acciones por parte de una comisión de políticos, técnicos y ciudadanía, proceso que concluirá con una consulta popular de carácter vinculante. También se revisará el expediente de los parkings subterráneos estudiando la posible reorientación de los fondos Jessica hacia actuaciones productivas de índole social.

Entre las primeras medidas a adoptar desde la primera semana y en el plazo máximo de un mes por el nuevo gobierno figuran la eliminación de la zona naranja, la reducción de gastos de dietas y locomoción y la asignación a los grupos municipales y la reducción de los cargos de confianza de once a siete. En cuanto a los sueldos de los concejales, se aplicará en general una reducción del 15% sobre los sueldos actuales, lo que en el caso de los ediles arroja una cifra de 2.050 euros, aunque Levantemos renunciará a la cantidad que exceda los 1.800 euros que llevaban en su programa e Izquierda Unida donará el excedente de los 1.900 euros que suponen el triple del salario mínimo interprofesional. En el caso del alcalde su sueldo quedaría fijado en unos 44.500 euros brutos anuales, unos 2.900 euros al mes netos.

La sesión solemne de investidura será hoy a las 12:00 horas en el teatro Pedro Muñoz Seca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios