Empresas Municipales

La oposición en Pleno aprueba revocar la readmisión del gerente de El Puerto Global

  • Durante un tenso debate y con la intervención de las partes afectadas, la Junta General anula los acuerdos del Consejo de Administración del 7 de agosto

El Pleno donde se ha revocado la readmisión del gerente de El Puerto Global.

El Pleno donde se ha revocado la readmisión del gerente de El Puerto Global. / Andrés Mora

El voto obtenido por el PP con la toma de posesión en un pleno extraordinario y urgente de la concejala Blanca Merino celebrado poco antes de la junta general de El Puerto Global, no fue suficiente para impedir el acuerdo de toda la oposición municipal para la revocación de la decisión del Consejo de Administración de dicha empresa pública en el que se readmitía a Rafael Serrano como gerente de la Sociedad.

El acuerdo de revocar la readmisión del gerente se tomó durante el Pleno de la Corporación constituido en Junta General de la empresa El Puerto Global, con carácter extraordinario, con el voto a favor de la revocación de toda la oposición municipal (PSOE, Adelante El Puerto, Vox y Unión Portuense) y en contra de anular el acuerdo del Consejo de Administración el PP y Ciudadanos. La sesión se inició con un retraso de 30 minutos por fallos técnicos que impedían la retransmisión.

El gerente Rafael Serrano, junto al abogado de El Puerto Global El gerente Rafael Serrano, junto al abogado de El Puerto Global

El gerente Rafael Serrano, junto al abogado de El Puerto Global

A la tensión propia del asunto, que se produjo durante el debate, se unió en algunos momentos la complejidad del mismo, en el que intervinieron los abogados con los que trabaja la empresa El Puerto Global (que informaron a favor de la readmisión de Serrano) y la Interventora Municipal, que lo hizo a petición de toda la oposición para aclarar algunas cuestiones relacionadas con la repercusión que puede tener la readmisión del gerente, que no encajaría en el Plan de Ajuste y cuyos costes no están recogidos en los presupuestos. 

En el salón de plenos se encontraban presentes tanto el propio gerente readmitido, los abogados que trabajan para la empresa municipal, además de numeroso público, entre ellos el comité de trabajadores de FCC.  

Al principio de la Junta General fue nombrado como ponente de la sesión Ángel Mª. González, del PSOE, mientras que el portavoz el PP Javier Bello llevó la voz cantante para defender la posición del equipo de gobierno municipal

Inició las intervenciones el portavoz del PSOE, quien aclaró que la oposición se había visto obligada a convocar el órgano supremo de la empresa municipal para "censurar,  impugnar y hacer nulo el acuerdo tomado por el Consejo de Administración el 7 de agosto, por considerarlo lesivo para la ciudad, y que se revoque".

En clave política, aunque también con datos, basó su intervención el concejal del Grupo Mixto, Javier Botella, quien definió el proceso seguido para la readmisión como "un manual de cómo no se deben hacer las cosas". El concejal aludió a los antecedentes negativos de la gestión del gerente durante años que estuvo en la empresa; recordó que el propio comité de empresa de El Puerto Global "no lo quiere debido precisamente a su gestión", y denostó el denominado 'acuerdo transaccional', en el que "el gerente no ha cedido nada, lo cual se llama allanamiento encubierto". Finalmente, calificó de "fraude de ley" lo ocurrido el 7 de agosto (cuando el PP y Cs aprobaron la readmisión del gerente en el citado Consejo).

Por su parte, Leocadia Benavente (Vox), como abogada, se centró en cuestiones jurídicas, preguntándose cómo afectará la decisión del acuerdo a la mercantil y al Ayuntamiento. Censuró además la "parcialidad de los informes" de los letrados con los que ha trabajado El Puerto Global, en base a los cuales el equipo de gobierno justificó la readmisión del gerente, "que han sido realizados por el propio Serrano y por un abogado con el que mantiene una amistad pública". Censuró que son "informes de parte", insistiendo en la amistad que une a uno de sus autores con Rafael Serrano, y que en ellos se lanza una advertencia velada a los que voten en contra la readmisión del gerente, pero no a los que voten a su favor. Recordó además que "estamos hablando de una empresa pública y no privada" y pidió la nulidad del acuerdo "porque tiene extrema gravedad para al empresa y el Ayuntamiento".

Por su parte, Adelante El Puerto fue rotundo en su intervención, subrayando Alejandro Gutiérrez que la decisión del Consejo de Administración "deja herida de muerte a la empresa y peligra su supervivencia", leyendo a continuación algunos párrafos del informe que ha realizado la Intervención Municipal, que algunos consideran "demoledor" en contra de la decisión de PP y Cs. El concejal José Luis Bueno por su parte dejó entrever que la contratación era una forma de pagar favores políticos de la campaña electoral por parte del PP. 

Ya por la parte del equipo de gobierno, Curro Martínez, de Ciudadanos, basó su intervención para oponerse a la revocación del acuerdo manifestando que la Junta general "no es competente para revocar una decisión del Consejo", y subrayando que había recibido un informe en el que el propio gerente y otro responsable de El Puerto Global le comunican que "a partir de 2020 la empresa será viable económicamente".

La defensa de la decisión del Consejo de Administración recayó sobre todo en Javier Bello, portavoz del PP, que argumentó que la decisión de readmitir a Rafael Serrano "está avalada por asesores jurídicos", y que el desembolso por la indemnización por despido, 70.000 euros, hubiera sido mucho mayor que el coste de readmitirlo, "que será de 21.000 euros". 

En cuanto a los abogados de El Puerto Global, intervino primero Alfonso Jiménez, en el plano laboral, negó tener amistad con Rafael Serrano, y defendió que la readmisión era lo correcto, ya que es más económica que el despido y que además por los estatutos es obligatorio que haya un gerente en la empresa. También intervino Jaime Jiménez, hermano del anterior y abogado mercantil, que aseguró que la Junta General "es incompetente para aprobar la reprobación", y que el mecanismo para anular la readmisión del gerente es la impugnación de los acuerdos vía judicial. Además, concluyó que no se puede llevar a inscripción en el Registro Mercantil la decisión que tome en la Junta General. 

Finalmente, y tras varias preguntas de ámbito jurídico a los letrados, intervino el alcalde Germán Beardo, para proponer a la oposición tomarse cinco minutos para reflexionar antes de votar y en su caso dejar los puntos de la revocación sobre la mesa, manifestando que pensaba que era "un error y una ilegalidad manifiesta" lo que iba a hacer la oposición.

Los portavoces no aceptaron esta sugerencia y se votó a favor de revocar la readmisión del gerente por 13 votos a favor y 11 en contra (PP y Cs), con la ausencia del concejal del PSOE y ex alcalde David de la Encina.  

   

      

  

    

     

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios