Tenencia de animales

Matanza en la colonia de gatos de la calle Mar Alborán en Las Redes

  • Por el momento, han desaparecido 16 gatos que vivían en la zona, y cuatro más han sido envenenados

  • De los intoxicados, dos han fallecido y la otra pareja está en el veterinario

Imagen tomada por unos de los voluntarios al encontrar sin vida a uno de los dos animales fallecidos. Imagen tomada por unos de los voluntarios al encontrar sin vida a uno de los dos animales fallecidos.

Imagen tomada por unos de los voluntarios al encontrar sin vida a uno de los dos animales fallecidos.

Comentarios 18

Disgustados e indignados. Así es como se sienten los voluntarios de la Plataforma de Protectoras por el Bienestar Animal tras lo último ocurrido en la colonia de gatos de Las Redes, donde han desaparecido un total de 16 gatos. Estos animales pertenecían al grupo de 20 gatos que vivían en la calle Mar de Alborán, y que recientemente habían sido trasladados a una zona de eucaliptos al otro lado de la calle, justo al lado de la glorieta donde se encuentra el cartel de bienvenida a la zona. De todos ellos, los voluntarios sólo han podido localizar a cuatro. Dos han aparecido muertos, con el cuerpo hinchado, mientras que la otra pareja, que se encuentra actualmente en tratamiento veterinario, han conseguido salvarse.

Por lo que parece ser, el enfrentamiento que desde hace mese mantienen los vecinos de la zona con los voluntarios de estas protectoras, ha tenido el peor desenlace posible. Mientras que uno de las partes se oponía a que los animales viviesen allí (donde esgrimían como argumentos las molestias por las deposiciones de los gatos en los patios interiores y jardines de las casas, e incluso la presencia de excrementos en el interior del colegio público Costa Oeste), la otra se amparaba en el convenio que la protectora Gatos de El Puerto había firmado con el Ayuntamiento, por el cual se les otorgaba a los voluntarios un carnet donde se les reconocía como cuidadores (zafándose de la correspondiente multa). Tras una reunión entre ambas partes, donde también estuvo presente José Luis Bueno, concejal de Medio Ambiente, se acordó que los animales iban a ser trasladados al eucaliptal, donde ya se había instalado uno de los antiguos bidones de basura que desde Medio Ambiente se han cedido como refugio para estos animales. No obstante, la impaciencia ha podido más que los acuerdos alcanzados y finalmente, tras mucho tiempo de tensión (con insultos, increpaciones y coches de los voluntarios con ruedas pinchadas incluidas), ha ocurrido lo que ocurre en la mayoría de los conflictos: que paga el pato el más débil y el que menos culpa tiene.

Ahora, la pregunta a la que hay que poner respuesta consiste en saber dónde están los 16 gatos que faltan. “Nos tememos lo peor”, ha explicado María del Carmen Heredia, presidenta de Gatos de El Puerto. “Nosotros creemos que los gatos, al ser muy territoriales, a pesar de su traslado, han vuelto a aparecer por la calle Mar de Alborán. Allí puede haber pasado cualquier cosa, desde envenenarlos, hasta tirar los cuerpos a la basura”, explica.

Por su parte, desde el Ayuntamiento han anunciado que en los próximos días el personal de Medio Ambiente estará alerta ante la posible aparición de nuevos animales muertos. Ante esta respuesta, las protectoras ya han pedido que se inicie una investigación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios