Educación

Una década decorando con ilusión

  • La exposición de escaparatismo de los alumnos de Actividades Comerciales de Safa cumple diez años

  • En esta ocasión seis comercios locales han colaborado en la actividad

Mamen Parra junto con los alumnos que este año cursan el primer año del Grado. Mamen Parra junto con los alumnos que este año cursan el primer año del Grado.

Mamen Parra junto con los alumnos que este año cursan el primer año del Grado. / Andrés Mora

El poder de la imagen en la sociedad actual es innegable. En el mundo que nos ha tocado vivir, donde el parecer es más importante que el ser, el poder de la primera impresión es fundamental. En concreto, causar una buena imagen de un comercio es lo que pretenden conseguir los 27 alumnos de primer curso del Grado Medio de Actividades Comerciales en Safa, donde están aprendiendo a sacar a los escaparates lo mejor de cada negocio. Su fuerza de atracción y captación, resultado de todo lo aprendido, lo demuestran en la exposición de escaparatismo que cada año los estudiantes realizan por Navidad en las instalaciones del centro. “El escaparatismo es uno de las actividades que más gusta y que es más conocidas, tanto por los alumnos, como por la gente de la calle”, explica Mamen Parra, profesora del centro. “Nada más llegar en septiembre y con las clases apenas empezando ya me preguntan que cuándo vamos a empezar a montar”.

La exposición ha estuvo instalado ayer por la mañana en el aula 60 del centro. La exposición ha estuvo instalado ayer por la mañana en el aula 60 del centro.

La exposición ha estuvo instalado ayer por la mañana en el aula 60 del centro. / Andrés Mora

Ahora este año, la muestra cumple una década y, lejos de perder popularidad, se refuerza como un referente. “Los alumnos se implican desde el principio. Van a las tiendas colaboradoras, eligen lo que van a destacar, realizan bocetos y comienzan a montar el escaparate teniendo en cuenta tanto la idea de la marca como su imagen corporativa y la temática”, explica Mamen. En esta ocasión, han sido seis comercios los que han colaborado con este grupo: Carper, El Zoco de San Narciso, materiales de construcción Las Dunas, The Adventure Factory, Chany fotógrafo y Mundoarte. En principio esta actividad puede parecer fácil; pero, detrás de ella, hay mucha imaginación y muchas teoría que sienta las bases de un trabajo práctico que, como mínimo, suele conllevar unas cinco horas de montaje. Testigo de ello son Beatriz Cuadrado, José Carlos Mora, Aida Garrido y Carlos Caño, estudiantes de este grado que han tenido que estudiar teoría del color, teoría de la simetría, las reglas de oro del escaparate y las reglas de la composición. “Esto parece muy fácil, pero no lo es”, aseguran los cuatros que coinciden en que van a seguir dedicándose a esto. Por el momento, mientras eso ocurre, aseguran que van por la calle mirando los escaparates y sacando los fallos. “Esto al final engancha”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios