Semana europea de la movilidad

Las bicicletas reclaman su espacio en El Puerto

  • La falta de conexión de los carriles-bici y su deficiente mantenimiento dificultan la movilidad sobre dos ruedas

  • La red prevista en el casco urbano está sin terminar

Una imagen de uno de los carriles para bicicletas que existen en el término municipal. Una imagen de uno de los carriles para bicicletas que existen en el término municipal.

Una imagen de uno de los carriles para bicicletas que existen en el término municipal. / Andrés Mora

Celebramos este domingo el Día Sin Coches, dentro de la Semana Europea de la Movilidad, y todo son buenos deseos acerca de la movilidad sostenible y la importancia de utilizar medios de transporte no contaminantes y económicos, que descongestionen el tráfico en las ciudades. Hasta ahí la teoría, que está muy bien, pero esta no sirve de nada si no se ponen en práctica todas esas recomendaciones que sobre el papel parecen de perogrullo.

En El Puerto, una ciudad en teoría ideal para fomentar el transporte en bicicleta por su término municipal principalmente llano y la buena climatología durante casi todo el año, sabemos mucho de soluciones teóricas para fomentar el uso de la bicicleta, pero falta aún mucho por hacer, empezando por mantener en buenas condiciones la red de carriles bici urbanos que se crearon sobre todo en la última década del siglo pasado y en la primera de este siglo.

El Plan Director para el fomento del transporte en bicicleta en la Bahía de Cádiz, con fecha de febrero de 2013, recoge la existencia de 25,69 kilómetros de carril bici en el casco urbano portuense, de titularidad municipal. Este plan preveía la ampliación de esta red de carriles para bicicletas en otros 14,52 kilómetros más, sobre todo con el objetivo de conectar entre sí los carriles ya existentes, algo que de momento no se ha ejecutado ya que no se han construido nuevos tramos en el casco urbano desde el año 2010, salvo la reforma, el año pasado, de un tramo que se encontraba en muy mal estado en la Carreta de Fuentebravía. De momento el Ayuntamiento no ha facilitado datos más actualizados sobre la red existente ni sobre las previsiones de futuro.

La zona no urbana de El Puerto sí que ofrece más carriles habilitados, un total de 61,71 kilómetros, siendo todos ellos propiedad de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. En este caso, no obstante, esta red de carriles está más encaminada al ocio y al deporte, y no a que la bicicleta se convierta en un medio de transporte habitual para la vida cotidiana, como ocurre ya en muchas ciudades europeas.

Según la opinión de muchos de los ciclistas consultados, la falta de mantenimiento de los carriles urbanos existentes (con baches levantados en algunos tramos por las raíces de los árboles, obstáculos en el recorrido, vegetación o diseños complicados) son algunos de los problemas con los que se encuentran, además de la falta de puntos disponibles para el aparcamiento de las bicicletas.

Aspecto que presenta el carril de la avenida de Fuentebravía. Aspecto que presenta el carril de la avenida de Fuentebravía.

Aspecto que presenta el carril de la avenida de Fuentebravía.

El propio Plan de Movilidad que se elaboró hace ya más de diez años, y que aún a estas alturas no se ha puesto en marcha, recomienda que se incrementen las medidas para incentivar el uso de la bicicleta como medio de transporte habitual, aumentando la protección a los usuarios e incrementando las infraestructuras necesarias, con una red básica de carriles reservados para bicicletas así como vías compartidas con el tráfico rodado y compatibles con el uso peatonal.

También se apuesta en este mismo documento por mejorar la red existente de aparcamientos, así como la seguridad en los mismos.

Tanto en el Plan de Movilidad con el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en vigor se establecen una serie de puntos de conexión entre distintos medios de transporte -intercambiadores- que se ubiquen en puntos clave como la estación de trenes -junto a la en un futuro se ubicará también la de autobuses- la Plaza de Toros o la estación de los catamaranes.

Es incomprensible que en una ciudad como El Puerto, con un magnífico recorrido fluvial junto al Guadalete desde Pozos Dulces hasta la playa de La Puntilla, no exista ya desde hace años un carril bici que conecte ambos puntos sin tener que atravesar dos aparcamientos y tener que bajarse de la bicicleta al encontrarse varios edificios en medio del trazado.

Quizás en un futuro próximo, con los fondos que deben provenir de la estrategia Edusi, pueda hacerse realidad la recuperación del espacio urbano junto al río y se podrá contar con un paseo que permita disfrutar de la margen del Guadalete en toda su amplitud. De momento toca esperar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios