El Puerto

Hasta el año que viene

  • La Feria se despide con tiempo fresco pero con una jornada muy local y con sabor portuense

  • Los fuegos artificiales reúnen cada año a numerosas personas bajo la portada

Este año el paseo se ha caracterizado por un mayor número de caballistas y de enganches, lo que ha dado mayor realce a la Feria de Primavera y Fiesta del Vino Fino. Este año el paseo se ha caracterizado por un mayor número de caballistas y de enganches, lo que ha dado mayor realce a la Feria de Primavera y Fiesta del Vino Fino.

Este año el paseo se ha caracterizado por un mayor número de caballistas y de enganches, lo que ha dado mayor realce a la Feria de Primavera y Fiesta del Vino Fino. / andrés mora

La Feria de Primavera dedicada a Sanlúcar se despidió ayer lunes con una buena jornada festiva. El tiempo fresco ha sido la nota dominante de esta edición, en la que también la lluvia hizo acto de presencia en las jornadas del miércoles y el sábado.

Ayer lunes, fiesta local, la Feria era sobre todo de los portuenses. A pesar del puente festivo que ha llenado la ciudad de visitantes, lo cierto es que la presencia de foráneos era menor que durante el fin de semana, lo que prestaba más comodidad al paseo y a las casetas.

El festivo nacional de hoy permitió anoche estirar la fiesta algo más de lo habitual

En esta edición únicamente hubo que destacar un incidente de relevancia, en la jornada del domingo con la avería registrada en una de las atracciones infantiles. Por lo demás, la lluvia también trajo consigo algunos inconvenientes, como el traslado improvisado de cientos de jóvenes al resguardo del puente de la variante, en la noche del sábado, huyendo del agua cuando se encontraban en el llamado 'botellódromo' -lo que levantó las quejas de muchos conductores que abandonaban en ese momento el recinto- o la aparición de algunos socavones en el firme del recinto, que se encharcó ligeramente también en esa misma jornada.

Otra cuestión a mejorar es el encharcamiento de un tramo de la calle Villa de Madrid de la que ha estado saliendo continuamente agua, al ser la zona destinada al acopio de los materiales de limpieza. También, a pesar de la mejora se la accesibilidad del recinto, se echa en falta un cruce más seguro desde los aparcamientos ubicados en la avenida de Sanlúcar, ya que muchos usuarios de estos parkings -en concreto del ubicado frente a la portada- se tienen que jugar el tipo para cruzar la carretera, al no haber pasos de peatones habilitados ni agentes de la Policía Local dando paso a los peatones.

Por el lado contrario, entre los puntos fuertes, los autobuses han vuelto a ofrecer un magnífico servicio, que facilita enormemente el acceso a la Feria tanto a portuenses como a visitantes.

También este año ha ganado en elegancia el paseo de caballos, con más caballistas y enganches que le han dado realce.

Por otra parte, el recinto de Las Banderas se ha convertido durante estos días en un escenario para la reivindicación. El movimiento LGTBI, a través de la Asociación Libres El Puerto, repartió carteles por todo el Real con la finalidad de evitar las agresiones homófobas, pidiendo respeto y tolerancia para evitar cualquier delito de odio.

Por otro lado, la mujer y la violencia de género han tenido también un protagonismo especial en esta Feria. El consejo de Igualdad, presidido por Matilde Roselló, ha repartido abanicos por toda el Real con la finalidad de evitar y denunciar cualquier agresión machista que pudiera impedir el disfrute y la tranquilidad de cualquier mujer en la Feria.

También tras conocerse la polémica sentencia de La manada, el pasado jueves, El Puerto trasladó el malestar de muchas personas y colectivos a la Feria para reivindicar justicia. Mujeres y hombres de distintos colectivos y otros a título particular realizaron una marcha por todo el Real, llenando con sus gritos las principales calles de la Feria.

Se puede decir que durante los días de Ferias la vida se traslada al recinto de Las Banderas. Los colectivos y asociaciones prosiguen su lucha en el recinto ferial, los políticos continúan con su discurso, los restaurantes y locales de copas instalan sus negocios en las casetas...

Anoche, tras los fuegos artificiales previstos para las doce, se clausuraba esta edición en la que los portuenses han vuelto a vivir su Feria intensidad, y en esta ocasión además sin tener que madrugar hoy martes, fiesta nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios