El Tiempo Un inesperado cambio: del calor a temperaturas bajas y lluvias en pocos días

Informe sobre la situación del centro urbano

Un informe de Revive El Puerto ahonda en la necesidad de soluciones para un centro moribundo

Un momento de la presentación del segundo informe de la plataforma Revive El Puerto.

Un momento de la presentación del segundo informe de la plataforma Revive El Puerto. / D.C.

Unas setenta personas se dieron cita en la tarde-noche del jueves en el patio de la Casa número 6, en la calle San Bartolomé, donde la plataforma de comerciantes Revive El Puerto presentó su segundo informe sobre la situación que atraviesa el casco histórico.

A la cita acudieron integrantes de diferentes colectivos locales y políticos de la oposición municipal -ni rastro del equipo de gobierno-, así como empresarios hosteleros, comerciantes y caras conocidas como la del cantautor Javier Ruibal.

El panorama presentado en el informe, elaborado por el activista y experto en sostenibilidad urbana Alan Lacey Raposo, no pudo ser más desolador.

Antes de dar a conocer algunos de sus datos tomaron la palabra algunos dirigentes de Revive, como Fernando Marín, que lamentó el retroceso en las condiciones de vida de los habitantes del centro urbano, demandando a las autoridades una visión más completa del problema para poder ofrecer soluciones reales. "Los diferentes equipos de gobierno han ignorado los problemas estructurales del centro, que está en una situación de emergencia, siendo necesaria la recuperación del tejido social y comercial", dijo.

"Estamos hartos de lanzar propuestas al vacío, no hay soluciones a largo plazo, necesitamos una estrategia para que el portuense vuelva a vivir en el centro, del que nos han ido echando. El centro urbano es un centro vacío y fantasma", lamentó.

Por su parte la presidenta de Revive, Natalia Murillo,  recordó que la plataforma nació hace cinco años para poner el foco en el deterioro del centro urbano. "Peleamos por el centro, da igual el color del gobierno, y tenemos voluntad de colaborar", aseguró. 

Hace dos años Revive ya lanzó un primer informe que se llevó a pleno y se ofrecieron propuestas al actual equipo de gobierno, aunque esas propuestas no se han llevado a la práctica y ni siquiera se ha realizado un análisis serio de los problemas estructurales que amenazan al casco histórico. En este segundo informe la situación ha ido a peor. Este documento se ha centrado sobre todo en el Barrio Alto y en la Ribera del Marisco, además de en las principales calles comerciales del centro. "Creemos que hay soluciones, pero se necesita inteligencia y voluntad política", afirmó.

La Casa Número 6 acogió el acto organizado por Revive. La Casa Número 6 acogió el acto organizado por Revive.

La Casa Número 6 acogió el acto organizado por Revive. / D.C.

Tomaba después la palabra el autor del informe, en cuya primera parte se puso de manifiesto la dramática situación que atraviesa el centro histórico y la evolución negativa que está sufriendo la Ribera del Marisco dado el vuelco del modelo turístico que sufre la ciudad.

“En la zona comercial han cerrado casi un 6% más de comercios locales, llegando a situarse entorno al 59% ya el número de locales que están cerrados. Los datos nos confirman lo que sabe cualquier portuense, que el Barrio Alto se nos está muriendo", dijo Alan Lacey. El barrio que ha sido el centro residencial y un referente para la vida de los portuenses tiene más de un 74% de locales cerrados y más de un 20% de edificios abandonados. "Nuestro análisis  nos confirma lo que ya sabíamos, que el turismo de borrachera y desenfreno está echando a los pocos locales de comida local que quedan. De 89 locales de hostelería, la mitad ya son solo de copas y de los 45 locales de comida que quedan, tan solo 22 son de gastronomía local. Hemos dejado de ser referente gastronómico español y andaluz para convertirnos en el lugar al que vienen las despedidas de soltero”, expuso.

Sin embargo, Revive cree que "esto no significa que todo esté perdido, estamos en un punto de inflexión dónde dependiendo de las decisiones que se tomen y de las actuaciones tanto de la sociedad civil como del Ayuntamiento podemos evitar que se acabe perdiendo la ciudad que tanto queremos”.

En su exposición de un modelo de ciudad alternativo se habló de vivienda, transporte público y movilidad, comercio local, turismo y hostelería, identidad y patrimonio y también del rol que juega la corrupción legal e ilegal en el funcionamiento del Ayuntamiento portuense, tolerando la apertura de locales de ocio sin licencia, por ejemplo. Desde Revive El Puerto creen que es fundamental rehabitar el centro y que sea con jóvenes y familias portuenses, y no con segundas residencias, que es hasta ahora lo que está proliferando en las rehabilitaciones en el casco histórico, con precios que no bajan de los 200.000 euros por un piso que muy pocas familias portuenses se pueden permitir.

“Necesitamos combatir la turistificación y la especulación interviniendo en el mercado para asegurar que se construyan primeras viviendas que sean para los jóvenes y las familias portuenses. Más del 70% de los portuenses no superan los 12.000 euros de renta mediana anual y todas las promociones que se publicitan desde el Ayuntamiento tienen precios desorbitados. ¿Para quién creéis que son estas viviendas? Para los portuenses no, eso lo podemos asegurar”, insistió el ponente durante su intervención.

“Es hora de que empecemos a luchar desde la sociedad civil portuense para proteger y recuperar nuestra identidad, sólo así evitaremos que vendan al por mayor lo que queda de nuestra ciudad”.

Tras la presentación del informe, en el que también se habló de la pérdida de patrimonio como la penosa imagen del Vaporcito o el desmantelamiento del antiguo banco del Parque Calderón, con las obras del paseo fluvial, intervinieron representantes de varios colectivos y oros profesionales a título particular, como el arquitecto Manuel Basallote, la urbanista María Murillo Romero, el presidente de Betilo, Fernando Jiménez, el presidente de la Asociación de Amigos de los Patios, Nani Delgado  Poullet, Joaquín Paloma, de Ecologistas en Acción, y una representante de la asociación Mirando por Nuestro Puerto.

La intención de Revive es organizar una nueva jornada el próximo mes de abril para reflexionar sobre el futuro del centro portuense.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios