El Puerto

El Puerto prevé tener aprobado su nuevo Plan General en 2011

  • El ordenamiento plantea la construcción de más de 23.000 viviendas y la legalización de 3.800 · La próxima semana se dará luz verde al documento de aprobación provisional

Primavera de 2011. Esa es la fecha que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de El Puerto (conformado por Partido Popular y Partido Andalucista) se ha marcado para la entrada en vigor del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), el documento que marcará el crecimiento urbanístico de la ciudad durante la próxima década. Tras 10 años en proceso de revisión, donde ha habido desde dimisiones y cambios en el equipo redactor hasta informes contrarios de la Junta de Andalucía, el Consistorio portuense se muestra confiado en que el presente mandato municipal culmine con un nuevo planeamiento urbanístico.

La próxima semana se aprobará en una sesión extraordinaria el documento de aprobación provisional 2 del futuro Plan General. Este ha sido elaborado por Territorio y Ciudad, la empresa que encabeza el urbanista jerezano Manuel Ángel González Fustegueras (autor de los planes generales de ciudades tales como Sevilla, Marbella o Chiclana, entre otros), que se hizo cargo de su elaboración en junio del año pasado.

La propuesta de ordenamiento contempla un desarrollo de la ciudad no tanto expansionista sino colmatador. La existencia de un importante número de viviendas ilegales concentradas fundamentalmente en la zona noroeste del municipio ha influido notablemente en la propuesta. Por ello, se apuesta por desarrollar los espacios existentes actualmente entre estos núcleos para, de esta forma, hacer una ciudad lo más compacta posible.

No obstante, el nuevo ordenamiento contempla la construcción de unas 23.646 viviendas. Eso sí, unas 8.000 corresponderían a propuestas de desarrollo que ya venían recogidas en el vigente Plan General y que cuentan con su tramitación ya realizada (aprobados sus planes parciales, proyectos de urbanización, ...) pero no han sido ejecutadas. Tal es el caso de zonas como La Florida (donde se prevén más de 3.000 viviendas, más del 70% de VPO) o el campo de golf de Viña Rango (unas 700), entre otros.

Tanto el Área de Urbanismo del Ayuntamiento portuense como el equipo redactor destacan que el planeamiento hace una gran apuesta por la vivienda de protección oficial (serán unas 8.900 las que puedan acogerse a alguno de estos regímenes). Algunos de los nuevos desarrollos prevén reservas muy por encima del 30% de la edificabilidad residencial que fija como mínima la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía).

El documento de aprobación provisional 2 que se llevará a Pleno la próxima semana incluye también la regularización de un importante número de viviendas del término municipal (se estima que unas 3.800). La propuesta divide a todos los diseminados en 11 categorías en función de su grado de consolidación y colmatación así como su cercanía con la ciudad. Y esta calificación incide, por tanto, en el proceso de regularización que se les aplicará. Eso sí, habrá núcleos que no podrán entrar en este proceso ya que se encuentran edificados sobre terrenos catalogados de especial protección ambiental, aunque a los propietarios se le dan alternativas de solución.

Pero, más allá de nuevos desarrollos, tanto la dirección política como técnica del Plan destacan que el documento establece un "nuevo modelo de ciudad" que busca hacer una ciudad "más próspera, ordenada y bella, que contribuya al bienestar de sus ciudadanos y a la evolución positiva del entorno metropolitano".

En este sentido, se hace una apuesta firme por cambiar el sistema de movilidad en la ciudad. El equipo redactor considera fundamental un replanteamiento del transporte colectivo (se fijan intercambiadores de transporte en zonas claves como la estación de tren o la Plaza de Toros, entre otros), la ampliación de la red de itinerarios peatonales y de bicicletas y la construcción de aparcamientos subterráneos en el entorno del casco histórico, entre otras medidas.

No obstante, el nuevo Plan contempla destacadas mejoras en el sistema viario de la ciudad, aunque para ello considera fundamental que la Junta de Andalucía ejecute el futuro acceso a las localidades de la Costa Noroeste a través de la prolongación de la Carretera de El Portal (A-2002) para eliminar de la ciudad el tráfico interurbano. Por cuenta municipal correría la ejecución de un anillo de circunvalación que conectaría la Costa Oeste con el polígono Las Salinas y que serviría igualmente para fijar un límite de crecimiento de la ciudad. Además, se proyectan nuevos corredores norte-sur y este-oeste para facilitar los accesos a los nuevos desarrollos urbanísticos.

La propuesta de futuro ordenamiento recoge también una mejora de la red de infraestructuras y servicios básicos, ampliando la red de tuberías de abastecimiento y saneamiento así como el incremento del número de subestaciones eléctricas en la ciudad. Entre los aspectos más destacados se encuentra la construcción de una nueva depuradora, que se ubicaría a los pies de la Sierra de San Cristóbal (en unos terrenos que hoy día son una cantera de arena). Territorio y Ciudad propone, además, la instalación de cuatro depósitos de almacenamiento para que el agua depurada pueda ser usada posteriormente para el riego del campo de golf de Viña Rango y de las zonas ajardinadas de la ciudad (para ello se plantea una red de reutilización).

Ya por último, en lo que se refiere a espacios verdes, se contempla la reserva de más de 4,3 millones de metros cuadrados bajo la categoría de parques, medida con la que se quiere preservar las zonas forestales del término municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios