El Puerto

La Plataforma protagoniza la protesta sin presencia del PP

  • El público contrario a la venta de Apemsa observó con impotencia el cierre de la operación

Comentarios 3

A las siete y media de la mañana miembros de la 'Plataforma Apemsa no se vende' comenzaron a concentrarse en la puerta del Ayuntamiento de la Plaza Isaac Peral para poder acceder al salón de plenos. Media hora después se abrían las puertas del Ayuntamiento y la Policía Local dejaba entrar con cuentagotas al público concentrado en la puerta. El salón de plenos se llenó de público, en su gran mayoría pertenecientes a la Plataforma Apemsa no se vende, aunque también algunos militantes del PP pertenecientes al aparato del partido, a Nuevas Generaciones y cargos de confianza del equipo de Gobierno. El pleno despertó también gran interés mediático, asistiendo numerosos medios de comunicación. El hecho de que la entrada se produjera de forma escalonada provocó que la sala se llenara de público con la sesión ya iniciada. Volvieron a desplegarse en su interior carteles con lemas contrarios a la privatización de la empresa municipal de aguas. El ambiente durante la sesión fue bastante tenso, como se esperaba, sobre todo durante las intervenciones del concejal y primer teniente de alcalde Damián Bornes, presidente de Apemsa, y del andalucista Antonio Jesús Ruiz Aguilar, portavoz del PA, a quienes el público interrumpió en sus intervenciones, aplaudiendo por el contrario los discursos de la oposición. Pese a la tensión, el alcalde Alfonso Candón tuvo mano izquierda y supo templar los ánimos, llamando al orden al auditorio de forma conciliadora, sin atender los requerimientos del portavoz del PA, que le pidió desalojar el salón ante las interrupciones de que era objeto cuando él tomaba la palabra.

En el exterior se vivía un ambiente de indignación e impotencia. "Esto es una merienda de negros, esto ya está vendido", lamentaba un transeúnte. En el muro frente a la puerta de entrada a la Casa Consistorial, la Plataforma colgó una pancarta que pedía la dimisión de Candón y Ruiz Aguilar. Los concejales del equipo de Gobierno no llegaron a leerla, ya que no accedieron al edificio por la puerta principal. Los manifestantes acusaron a ambos socios del Gobierno Local de incumplir sus programas electorales, en los que no incluían la venta de Apemsa. Consignas como 'PP y PA, la historia os juzgará', 'queremos entrar, consulta popular', reclamando la celebración de un referéndum y 'Candón dimite el pueblo no te admite', fueron repetidas por los concentrados, unas cien personas que madrugaron para estar presentes en el pleno, que comenzó a las ocho y media de la mañana, una hora muy criticada porque no facilita la participación. La presencia de Policía Local en la puerta del Ayuntamiento y tres furgonetas de Policía Nacional en la plaza Peral, se mantuvo hasta la finalización del Pleno Extraordinario.

Si en el interior del Ayuntamiento la presencia de afiliados populares fue discreta, en el exterior brillaron por su ausencia, de manera que los militantes de base apenas acudieron, pese a que el PP les había animado el día anterior a estar en el pleno para "contrarrestar la asistencia masiva de la Plataforma".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios