Comercio

El Mercado celebra la festividad de La Inmaculada y nombra a su Placero de Honor

  • Durante el acto se ha inaugurado un azulejo dedicado a Eduardo Moreno Naval, comerciante de la plaza homenajeado 

Eduardo Moreno Naval, junto al alcalde Germán Beardo, tras recibir la placa de reconocimiento a su trayectoria. Eduardo Moreno Naval, junto al alcalde Germán Beardo, tras recibir la placa de reconocimiento a su trayectoria.

Eduardo Moreno Naval, junto al alcalde Germán Beardo, tras recibir la placa de reconocimiento a su trayectoria. / Andrés Mora

Esta mañana se ha celebrado en el Mercado de la Concepción la festividad de La Inmaculada, patrona de la Plaza de Abastos de El Puerto de Santa María y de los comerciantes que trabajan en ella. Los actos han comenzado a las diez de la mañana, con una misa en la capilla del edificio del mercado, que ha estado oficiada por el sacerdote jesuita Antonio Olmo.

Una vez concluido el acto religioso, se ha inaugurado el azulejo pintado a mano dedicado al Placero de Honor 2019, distinción que ha sido para Eduardo Moreno Naval, a quien el alcalde Germán Beardo le hizo entrega además de una placa como reconocimiento a su trayectoria. Eduardo Moreno, de 69 años ya jubilado tras toda una vida de trabajo en el puesto que fundó su abuelo, protagonizó junto con el primer edil el acto de descubrir el azulejo, que ha quedado instalado en el edificio. Se trata del primer año que se celebra este nombramiento de placero de honor, que ha sido designado por la asociación del Mercado de Abastos, Acodema, presidida por Miguel Ángel Hernández.

Ya en el turno de palabras, el alcalde subrayó la importancia de los placeros y recordó que "el mercado es el corazón del centro", y de ahí la importancia de conmemorar todos los años a quienes se dedican a abastecer El Puerto. Expresó el reconocimiento del Ayuntamiento al placero homenajeado y subrayó que "en el proyecto de ciudad del equipo de gobierno también está reformar este mercado y hacerlo un mercado del siglo 21, que mire al futuro, que venga cada vez más gente, más atractivo y más dinámico, que sea también motor del centro de El Puerto". Aunque no avanzó ningún dato respecto al ansiado proyecto de reforma, adelantó que "en los próximos cuatro años el Mercado va a salir adelante con vuestro esfuerzo, pero también con vuestra ayuda".

En representación de Acodema intervino Mercedes Sánchez Toronjo y tras la interpretación de una salve a cargo de un coro rociero, el homenajeado, que agradeció el premio "a una trayectoria de vida". Expresó además su agradecimiento a sus compañeros de la plaza, Acodema y al Ayuntamiento. Centrándose en la situación de los comerciantes de la plaza de abastos, Eduardo Moreno subrayó por último que "los placeros de este mercado, en un puesto de dos por tres metros sin cliente potencial por tener una ciudad desierta, tienen un mérito increíble, son los mejores comerciantes, es difícil superarlos, son capaces de sobrevivir con esta poquita cosa".   

El acto contó con una gran asistencia de público, en especial comerciantes de la plaza, familiares y amigos, la propia junta directiva de Acodema, y los concejales del equipo de gobierno local Blanca Merino (Comercio), Javier Bello (Área económica) y Lola Campos (Cultura). 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios