Crítica Teatral / El Puerto

Llámame persona

Un momento de la representación de la obra 'Orlando', en el teatro municipal de El Puerto.

Un momento de la representación de la obra 'Orlando', en el teatro municipal de El Puerto. / Andrés Mora Perles

ORLANDO (****)

Teatro Municipal Pedro Muñoz Seca de Santa María. Día: 5 de Diciembre de 2020. Aforo (Limitado): Completo. Compañía: Teatro Defondo. Dirección: Vanessa Martínez.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

'Orlando' es una de las mejores novelas de Virginia Woolf en la que la escritora propone un viaje por cuatro siglos de la historia de Europa en busca de la identidad, la belleza, el amor, las convenciones sociales y el género sexual. Un texto con tintes autobiográficos traducido al español por Jorge Luis Borges y que es uno de los más hermosos de la literatura universal en el que un joven de la nobleza lleva en Inglaterra una sorprendente vida llena de aventuras. Será amante de Isabel I, dejará de envejecer, como Dorian Gray, se enamorará de una princesa rusa, huirá a Constantinopla donde será diplomático..... pero nada de esto es comparable a la situación sorprendente e inesperada que tendrá que afrontar al despertar una mañana y comprobar sorprendido que es una mujer, planteando lo absurdo de los roles sexuales a los que estamos sometidos y resaltando la percepción que tiene nuestra sociedad, de mujeres y hombres. Un hombre cambia de sexo sin dejar de sentirse la misma persona ¿Hombre?, ¿Mujer?, es igual, persona. La búsqueda de su identidad será uno de los ejes de la obra. Esta circunstancia ha hecho que esta novela, sea una obra de culto para el colectivo LGTBI.

¿Cómo podría una persona vivir más de trescientos años, ser hombre y mujer a la vez, viajar por Europa en diferentes épocas de su historia, ser mujer de un aventurero y madre? Todo esto se plantea en la obra que antes de ser llevada a los escenarios fue llevada a la pantalla en Gran Bretaña en 1992 por Sally Potter con Tilda Swinton como protagonista.

Ahora podemos ver esta enrevesada e increíble historia, irónica y llena de un humor que en ciertos casos puede recordarnos incluso a los Monty Python. La directora, Vanessa Martínez, ha querido dar a cada espectador la posibilidad de hacer su propia interpretación de lo que está viendo sobre el escenario. Teatro Defondo ha dejado a la directora realizar un montaje propio, muy personal en el que da a la (o a el) protagonista, la posibilidad de ser sucesivamente hombre y mujer, lo cual Rebeca Sala resuelve con mucha efectividad cambiando de sexo de la noche a la mañana, arropada por un elenco que realizan un complicado trabajo coral para que tantos personajes situados en épocas tan distintas, coexistan manteniendo un ritmo dramático constante. Gustavo Galindo, Pablo Huetos, Pedro Santos y Gemma Solé, junto a la protagonista Rebeca Sala, que lleva a su personaje desde el inseguro adolescente de la primera época, hasta la mujer fuerte y señera del final. Todo lo que ocurre en el escenario nos trasmite la admiración, el amor por la belleza, la palabra y por lo verdaderamente trascendente para Virginia Woolf, así como el hastío y la profunda tristeza que le provoca la decadencia de una cultura y una sociedad, la suya, que es la nuestra.

El equipo técnico también ha resuelto muy bien el montaje con una escenografía ideada por Alessio Meloni, con vestuario de Paola de Diego, animación de 'Chicken Assemble', iluminación de David Martínez así como un acertado acompañamiento musical, utilizando además, un "atrezzo" inexistente, donde espadas, copas y otros elementos, están hechos "literalmente" de aire, en un homenaje al mundo de los mimos, coordinado todo por Vanessa Martínez, responsable de la puesta en escena y la dramaturgia lo que la hizo merecedora de ser finalista en los XXII Premios Max de teatro por este montaje.

Otro éxito teatral que se suma a los anteriormente vistos en esta Temporada Teatral de Otoño en nuestro Coliseo, que ha sido muy bien acogido por los numerosos aficionados al teatro de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios