El Puerto

Finaliza la demolición del primer edificio de la barriada de José Antonio

  • Los vecinos están satisfechos, aunque piden que se agilice el derribo del resto de los bloques 

Una imagen del estado de la barriada de José Antonio tras el derribo del primer bloque. Una imagen del estado de la barriada de José Antonio tras el derribo del primer bloque.

Una imagen del estado de la barriada de José Antonio tras el derribo del primer bloque. / Andrés Mora

Los tres primeros bloques de la barriada de José Antonio ya han sido demolidos. La Junta de Andalucía, a través de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación (AVRA), ha ejecutado el derribo de la primera de las cuatro líneas de edificios que componen la barriada, que tenía fachada a la Plaza de la Esperanza y correspondían a los portales números 2, 3 y 4.

Una vez demolido, ha quedado un solar en el espacio que antes ocupaban los tres bloques, que deja ver el segundo de los edificios, que se encuentra también en muy mal estado. Aunque la mayor parte de los seis portales de los dos edificios laterales de la calle doctor Fleming están vacíos y tabicados, en ellos quedan todavía tres pisos en los que viven inquilinos desde hace años. Además, algunos pisos han sido ocupados de manera ilegal, sobre todo para pernoctar, aunque ya no existe el problema de venta de drogas que marcó durante más de una década el deterioro social y urbanístico de esta barriada de José Antonio. El bloque que se encuentra en mejores condiciones es el que tiene fachada a la calle Cervantes, en el que residen aún cinco familias que llevan toda la vida en el lugar, con las cuales la administración autonómica deberá alcanzar un acuerdo para poder proceder al derribo de todos los pisos. En total quedan en pie nueve de los doce portales que había, la mayoría con un alto grado de deterioro.

En la zona proliferan las ratas y la suciedad, y los afectados piden una intervención urgente

En el solar resultante del edificio demolido se han retirado los escombros y se ha limpiado el terreno y ahora los operarios centran los trabajos en alisarlo. Aunque en principio no está previsto asfaltar este solar, los vecinos piden que se cubra con una capa de cemento o de subbase para que no crezca la maleza. Dichos vecinos están satisfechos con el derribo de este primer bloque. Aseguran no obstante que desde 2014 ya tenía que estar derribada la barriada, y que todo este proceso se les está haciendo “infinito, cuando lo que costado tirarlo han sido 39.000 euros”. Alguno de los vecinos, como el concejal de Levantemos, José Antonio Oliva, afirma que dadas las circunstancias la intervención realizada “no es para ponerse medallas”, ya que si es por una cuestión de imagen “lo que se ve –el bloque que antes estaba tapado– es peor que lo que había”.

Por todo ello los vecinos de la barriada de José Antonio piden que la Junta y el Ayuntamiento negocien y se agilice la demolición: “La solución debe ser tirarlo todo”, apuntan. De la misma forma, denuncian que siguen teniendo problemas de falta de limpieza y proliferación de ratas, en los edificios vacíos, en las dos calles interiores y en la colindante bodega abandonada, y también en el alcantarillado, por lo que piden “una intervención de desratización, ya que el problema afecta a todo el entorno”. Paralelamente, siguen reclamando una profunda intervención social en la zona, con la puesta en marcha del Barrio de la Esperanza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios