Consejo de Administración

Impulsa descarta por ahora la entrada de un socio privado para el parking

  • El Consejo de Administración de la empresa municipal ha rechazado la propuesta planteada por GED Capital

  • Se va a instar a Gyocivil a agilizar las obras, que arrastran un enorme retraso

Una foto de los trabajos de Pozos Dulces. Una foto de los trabajos de Pozos Dulces.

Una foto de los trabajos de Pozos Dulces. / Andrés Mora

Comentarios 1

El Consejo de Administración de Impulsa El Puerto ha rechazado en su reunión de hoy la propuesta presentada por GED Capital -la gestora de los fondos Jessica que conforma el 50% de la sociedad Impulsa Aparca, junto con la sociedad municipal que tiene el otro 50% restante- para que la parte pública saliera del proyecto y se cediera la misma a un inversor privado.

Esta propuesta se planteó ya por primera vez meses atrás, en un anterior Consejo, como fórmula propuesta por la gestora GED Capital para garantizar tanto la conclusión de los trabajos del parking subterráneo como la urbanización de la cubierta superior.

Tras las dudas iniciales de algunos de los consejeros, en la sesión de hoy  se ha descartado, por el momento, esta posibilidad, debido entre otras cosas a que la propuesta llegada de la gestora carecía de unos fundamentos justificados y cuantificados.

De momento las obras del aparcamiento siguen adelante, aunque es obvio que arrastran un enorme retraso. Hasta la fecha la constructora Gyocivil ha recibido el pago de todas las certificaciones correspondientes a los trabajos, y quedan aún disponibles unos tres millones de euros para seguir adelante, aunque este dinero no será suficiente para terminar el parking y urbanizar además la cubierta superior.

GED Capital ha querido poner el parche antes de la herida y ha advertido al Consejo de la necesidad de involucrar en el proyecto a un inversor privado,que garantice la financiación pendiente, pero en cuyo caso la parte municipal tendría que salir del accionariado de Impulsa Aparca.

GED Capital quiere ejecutar el acuerdo que se firmó al descartarse el otro aparcamiento

En el origen de este conflicto sigue estando la deuda que Impulsa mantiene con Impulsa Aparca, correspondiente a la ejecución de las obras del desvío de servicios en el entorno de la Plaza de Toros, realizadas en 2014 aunque finalmente se descartase ejecutar dicho aparcamiento.

Cuando se decidió no construir el parking de Plaza de Toros se cerró un acuerdo entre los socios de Impulsa Aparca, de tal manera que es Impulsa quien debe pagar este desvío de servicios, pero también recupera la titularidad del subsuelo. Es por el cumplimiento de este acuerdo -según el cual Impulsa El Puerto debería desembolsar algo menos de dos millones de euros- por lo que GED Capital está presionando ahora, aunque es consciente de que la situación económica de Impulsa no es precisamente boyante.

Una imagen de esta misma mañana de las obras del parking de Pozos Dulces. Una imagen de esta misma mañana de las obras del parking de Pozos Dulces.

Una imagen de esta misma mañana de las obras del parking de Pozos Dulces. / Andrés Mora

En el Consejo de esta mañana se abordó también la lentitud del ritmo de las obras -que ni por asomo van a estar terminadas este verano- y se acordó que el presidente de la sociedad, el alcalde David de la Encina, plantee a la constructora la necesidad de agilizar los trabajos al máximo. Al parecer Gyocivil achaca los problemas a la dirección de obra, que ha sido recientemente relevada.

El problema, según las fuentes consultadas por este periódico, es que el contrato que cerró el anterior equipo de gobierno de PP y PA con GED Capital no es nada favorable a los intereses municipales, ya que se deja amplio margen a la gestora de fondos para conseguir su parte necesaria de la financiación, sin que un retraso por este motivo sea causa de sanción, y se cargan sobre la parte pública los posibles sobrecostes que pueda tener la obra. Además, una vez terminada, si la parte privada así lo desea puede vender el aparcamiento a un tercero, estando la parte pública obligada a hacer lo mismo.

Tampoco se podrían reclamar indemnizaciones por posibles retrasos hasta el final de las obras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios