El Puerto

Blas de Lezo ya mira hacia el mar

  • El insigne marino español, que residió durante unos años en El Puerto, rotula ya el nuevo paseo peatonal entre Las Redes y Fuentebravía

  • El sendero ha tenido una gran acogida

El alcalde, durante su intervención ante el almirante, el delegado del gobierno andaluz y el jefe de Costas. El alcalde, durante su intervención ante el almirante, el delegado del gobierno andaluz y el jefe de Costas.

El alcalde, durante su intervención ante el almirante, el delegado del gobierno andaluz y el jefe de Costas. / andrés mora

Comentarios 1

Aunque de forma tardía, por fin se ha reconocido en El Puerto a una de las figuras más olvidadas de la historia de España, la del marino y héroe de la Armada española Blas de Lezo y Olavarrieta. El almirante de origen vasco residió durante unos años en El Puerto, en una finca ubicada en el número 70 de la calle Larga, y su mujer Josefa Pacheco, La Gobernadora -una criolla nacida en Lima- está enterrada en el antiguo convento de Santo Domingo.

La suya ha sido durante muchos años una figura injustamente olvidada, a pesar de que este guipuzcoano nacido en Pasajes fue el artífice de una de las más sonadas victorias militares españolas, la de la defensa de Cartagena de Indias, contra todo pronóstico y enfrentándose a la temida Armada inglesa.

Más de 3.000 trabajadores de la Armada residen en la ciudad portuense

Para la rotulación del paseo se organizó en la mañana de ayer un acto en Las Redes al que acudieron el alcalde de la ciudad, David de la Encina, el jefe de la Demarcación de Costas, Patricio Poullet, el delegado del gobierno andaluz en la provincia, Juan Luis Belizón, el comisario provincial de Cádiz, Antonio Ramírez, y el almirante de la Flota, Juan Rodríguez Garat. Acudieron también varios concejales como el edil de Playas, José Luis Bueno, los populares Germán Beardo, Millán Alegre y María Rendón y la portavoz de Ciudadanos, Silvia Gómez. El encargado de conducir el acto por parte de la Armada fue Manuel Cendán.

Patricio Poullet destacó la gran acogida que ha tenido este paseo entre la población, cuando se cumplen dos meses de su inauguración. La construcción del sendero costó algo menos de un millón de euros y según destacó el jefe de Costas, ha cambiado los usos de la playa, permitiendo el tránsito por el litoral sin necesidad de bajar a la arena y mejorando además los accesos para personas con movilidad reducida.

Fue precisamente Patricio Poullet el que propuso el nombre de Blas de Lezo para rotular este paseo, por tratarse de una persona muy vinculada con el mar y también presente en la historia de la ciudad.

En la brillante carrera militar de Blas de Lezo destaca sobre todo la defensa de Cartagena de Indias, donde venció al almirante inglés Vernon infligiendo una humillante derrota a los ingleses. Murió en tierras americanas, a consecuencias de unas heridas sufridas en el transcurso de esa misma batalla.

Marino desde los doce años, Blas de Lezo tenía una pierna de madera, un brazo inmovilizado y era tuerto de un ojo, lo que le valió el apelativo de "Medio hombre". Su enfrentamiento con Sebastián de Eslava, virrey de Cartagena de Indias, le costó caer en desgracia con el rey Felipe V, que lo desposeyó de todos sus honores a pesar de su gesta, no siendo restablecida su figura hasta el año 1760, casi dos décadas después de su muerte. Su familia no pudo pagar ni siquiera un entierro digno.

El almirante de la flota, por su parte, destacó que el marino español sirvió a su país con honor, recordando que los tiempos han cambiado y los Blas de Lezo de hoy en día son los integrantes de la Armada, que siguen defendiendo a España en las diferentes misiones desplegadas por todo el mundo, en misiones como las de Afganistán, África, o la lucha contra el Daesh. "La proa de nuestros barcos trae hoy esperanza a los desesperados, y eso lo hacen los jóvenes Blas de Lezo de la Armada. En su nombre aceptamos este homenaje", dijo.

Por su parte David de la Encina aludió a la acertada designación de este paseo litoral, atendiendo entre otras cosas a los más de 3.000 trabajadores de la Armada que residen en la ciudad, además de otros aproximadamente 1.300 militares norteamericanos destinados en la Base de Rota y que viven en El Puerto.

Para De la Encina, la rotulación del paseo ha sido "la guinda" de este nuevo espacio público del que disfrutan ya portuenses y visitantes, frente al mar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios