2011 Elecciones

Griñán cree que el único programa electoral del PP es "el del adelanto electoral"

  • Eleva el tono y acusa a Arenas de pretender "aniquilar" al adversario desde "el rencor y el odio" por su "ambición de poder".

El secretario general del PSOE-A, José Antonio Griñán, ha elevado el tono de sus criticas al PP-A, al que ha acusado de pretender "aniquilar" al adversario político desde el "rencor y el odio", y le ha reprochado su "ambición por el poder" y de basar su "único programa en el adelanto electoral".

Griñán hizo estas declaraciones en un acto electoral en un hotel de Málaga capital, al que asistieron unas 450 personas, en el que también participaron Carme Chacón, ministra de Defensa, y María Gámez, candidata del PSOE a la Alcaldía malagueña María Gámez.

Después de una breve introducción, el líder socialista andaluz centró sus mensajes en las críticas al presidente del PP-A, Javier Arenas, al que afeó sus reciente pronósticos sobre los comicios locales.

"Arenas dice que estas elecciones serán el principio del fin del PSOE cuando este partido tiene 132 años y él ha militado en cuatro partidos", ha ironizado.

Según Griñán, tanto Arenas como Mariano Rajoy están utilizando estos comicios "no para aportar soluciones y ser parte de la gente, sino como trampolín para su propio poder. Claro, la cuestión es que ellos no se presentan porque cuando lo hacen pierden siempre, ya que han nacido para perder".

El presidente de la Junta ha elevado el tono de sus críticas en lo que va de campaña al acusar al PP de "pretender aniquilar al adversario político", lo que ha achacado su estrategia del "rencor y el odio, incluso en lo personal", en alusión al vicepresidente del Gobierno, Manuel Chaves.

Después de sostener que el "único" programa electoral que tiene el PP es "el de el adelanto electoral por su ambición de poder", Griñán ha pedido a los socialista malagueños y andaluces que se movilicen y consigan una "mayoría de progreso para cambiar los ayuntamientos" en la comunidad.

"Las encuestas nos quieren robar la voluntad y nosotros tenemos la voluntad de ganar a las encuestas", ha enfatizado.

El resto de la intervención la ha situado en la crisis, en la necesidad de cambiar el modelo productivo para conseguir la economía de la "igualdad de oportunidades, el alma -ha subrayado- de los socialistas".

Por su parte, la ministra de Defensa, Carme Chacón, ha acusado al PP de utilizar en la campaña el "dolor de las víctimas" de ETA como "mercancía electoral", ha lamentado que "nada de lo que es bueno para España sea bueno para ellos".

"Si lo bueno para la economía es la confianza y la estabilidad, ellos a todo lo contrario. Si lo bueno en la lucha contra ETA es la unidad, ellos a utilizar otras vez el terrorismo como arma electoral", ha reprochado la ministra, que ha agregado que "da igual que haya más detenciones que nunca o que la derrota del terrorismo esté más cerca que nunca".

Chacón ha responsabilizado de esta estrategia a Mariano Rajoy y el líder andaluz el PP, Javier Arenas, del que ha manifestado que últimamente "lleva mala racha".

"Una sus frases: Gobernar es imitar a Francisco Camps (presidente de Valencia). Con lo poco que le gusta a Camps que le copien el traje", ha ironizado en referencia al caso Gürtel.

El resto del discurso de la ministra se ha centrado en la igualdad y en los logros conseguidos y leyes puestas en marcha por el Gobierno de Rodríguez Zapatero.

"Por mucho que recurra a los tribunales y se oponga a las leyes de igualdad lo que nunca podrá cambiar el PP es que los años de Gobierno de Zapatero han sido los años de las mujeres".

Por su parte, María Gámez, candidata a la Alcaldía de Málaga, ha acusado al alcalde Francisco de la Torre (PP) de "echar balones fuera ante la crisis" y de "eludir" los problemas de la ciudad "culpando permanentemente a los demás de todo"

"El voto no lo necesito yo, lo necesitan los malagueños para conseguir la Málaga que nos merecemos", ha sentenciado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios