Elecciones municipales en Cádiz | Resaca electoral La encrucijada de Fran González

  • La posible dimisión de Fran González sale en el debate de los socialistas gaditanos

  • Federico Pérez Peralta tiene claro que debe irse “por dignidad política, personal y por el bien del partido”

Fran González se abraza a un militante socialista tras intervenir en el acto de final de campaña en el Club Caleta. Fran González se abraza a un militante socialista tras intervenir en el acto de final de campaña en el Club Caleta.

Fran González se abraza a un militante socialista tras intervenir en el acto de final de campaña en el Club Caleta. / Fito Carreto

Comentarios 14

El mensaje que dejó la secretaria provincial del PSOE, Irene García, en la rueda de prensa que dio el lunes para valorar las elecciones municipales era muy críptico con respecto a lo que había ocurrido en la capital gaditana con Fran González. Venía a decir por un lado que se había hecho un buen trabajo en la oposición en estos cuatro años, que iba a respetar lo que decidiera la pero reconocía que los resultados obtenidos no estaban en consonancia con lo conseguido por el partido en el resto de la provincia. De hecho, ponía el foco en que el único sitio comparable a Cádiz, era el de La Línea de la Concepción, donde la ejecutiva local en pleno ha presentado su dimisión. Y antes de abandonar el atril desde el que dio la rueda de prensa soltó el misterioso “mucha literatura se ha escrito y algunos no han llegado ni al principio”, que muchos interpretaron que era un dardo directo a Fran González después de que se empezara a especular con que podía ser el próximo presidente de Diputación, algo que ha quedado descartado al haber perdido el diputado que ostentaba el PSOE hasta ahora.

Irene García, que es la presidenta de Diputación, tenía en su equipo de Gobierno a Fran González, aunque todo el mundo es conocen las diferencias que había entre los dos, una de ellas que la primera era susanista, en la línea de la dirección provincial, y el segundo pedrista, como la agrupación local.

Irene García comparó el caso de Cádiz con el de La Línea, donde ha dimitido la Ejecutiva

La pregunta del millón es qué debe hacer Fran González tras este varapalo electoral, que se une al que ya tuvo hace cuatro años. ¿Debe dimitir o seguir pilotando la nave socialista con él como portavoz en el Ayuntamiento de Cádiz?

A nivel interno están empezando a surgir algunas voces que creen que el tiempo del actual secretario local ha acabado. Este periódico ha tratado de recabar la opinión de varios socialistas gaditanos con numerosos años de militancia y, de todos ellos, el que se ha manifestado abiertamente es Federico Pérez Peralta, que fue secretario general de la formación y que se puede considerar como uno de los padres políticos del que ha sido candidato a la Alcaldía durante los años 2015 y 2019. No en vano, en el proceso de renovación que trató de llevar en las filas socialistas, Marta Meléndez, que fue candidata a la Alcaldía en 2011, y Fran González, que era el secretario de Organización, eran las dos puntas de lanza, pero la experiencia acabó de manera traumática porque los dos jóvenes acabaron enfrentados a nivel personal y también político.

Pérez Peralta dice abiertamente que Fran González debe dimitir y cree que ya lo tendría que haber hecho en la misma noche electoral, en la que se conoció que volvía a sacar cinco concejales, perdía 1.000 votos con respecto a hace cuatro años y se dejaba en el camino el diputado provincial que él mismo ostentaba.Esta dimisión cree que se debe producir “por dignidad política y personal y también por darle un servicio al partido”. Cree que este paso al lado no sólo se debe darlo como secretario local, sino también como concejal.

Pérez Peralta siempre ha ido un poco a contracorriente en la estrategia oficial en lo que se refería a las relaciones con el equipo de gobierno, en el sentido que siempre ha defendido que el PSOE tenía que haber entrado en el ejecutivo.

Pérez Peralta opina que su salida “permitiría llegar a alianzas con el equipo de Gobierno”

Sin embargo, lo que ha pasado estos años ha sido una relación tensa y de desconfianza por las dos partes. Pérez Peralta opina que “si no está él, se podría hacer otra política de alianzas con el equipo de gobierno que, incluso, a medio plazo podría desembocar en la entrada en el mismo”.

El anterior secretario local a Fran González opina que “si se enroca y no dimite, y creo que ahora no está legitimado, van a ser muy complicadas las relaciones entre el PSOE y el gobierno local”.

Pérez Peralta asegura que su mensaje “no está hecho con las tripas sino desde una visión política” y recuerda que en las últimas elecciones locales en el partido él y la familia donde está integrado, la de los pizarristas, votaron a su favor en el congreso local y ha tenido momentos de colaboración en estos cuatro años.

Cree que el mejor momento fue cuando se pudieron aprobar los presupuestos de 2018 con una participación activa del PSOE en su confección: “Ahí había un año por delante para haber trabajado bien con esa bandera”. Sin embargo, a su juicio, hubo dos episodios que Pérez Peralta no entendió. Uno fue que se le quitara la Fundación de la Mujer y Onda Cádiz a Podemos para dársela Ciudadanos, “eso lo hubiera entendido si el PSOE se hubiera puesto al frente”. Después otro asunto que considera que ha sido “un error estratégico” y ha sido que “una vez que se aprobaron los presupuestos, siguió con la crítica desaforada”.

Pérez Peralta reconoce que la situación “es dura y compleja” pero está convencido de que “no le queda otra que dimitir, y cuanto antes tome la decisión va a ser lo mejor para él y para el partido” En este sentido, cree que la gestión del grupo municipal deberían liderarla los concejales que han entrado en la Corporación.

Este periódico ha sondeado a otros socialistas con algún que otro quinquenio en el carné, aunque han rehusado aparecer públicamente para expresar sus puntos de vista sobre los resultados del pasado domingo, que fueron desoladores para Fran González a tenor del mal trago que tuvo que pasar en su comparecencia ante los medios. Sólo uno de ellos dio una clave y es que ya hace cuatro años los gaditanos no lo votaron pero todo se disfrazó del castigo a los grandes partidos por la indignación que benefició a los emergentes: “Y estábamos equivocados”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios