Elecciones municipales en Cádiz 2019 El PSOE está a un paso de perder Paterna, uno de sus emblemas en la provincia de Cádiz

  • El andalucista Andrés Díaz precisa el apoyo del PP para apartar al PSOE del gobierno de Paterna 32 años después

  • “La gente me felicita por la calle pero yo aún no me veo de alcalde”, dice el candidato de AxSí

El PSOE está a un paso de perder Paterna, uno de sus emblemas en la provincia de Cádiz El PSOE está a un paso de perder Paterna, uno de sus emblemas en la provincia de Cádiz

El PSOE está a un paso de perder Paterna, uno de sus emblemas en la provincia de Cádiz

El PSOE tuvo pocos disgustos en las elecciones municipales del pasado domingo en el global de la provincia de Cádiz. Pero uno de ellos, y quizás de los más sonado, se localizó en el corazón de la comarca de La Janda, en el pueblo de Paterna de Rivera. En este municipio, considerado uno de los emblemas del socialismo gaditano desde hace décadas, el PSOE perdía la mayoría absoluta de manera más que inesperada.

El cambio en la cabecera de la candidatura socialista, donde Lucía Torrejón relevaba al alcalde saliente Alfonso Caravaca, no pareció convencer en exceso a la sociedad paternera. Así, el escrutinio final le daba seis concejales al PSOE, cuatro a Andalucía por Sí (AxSí) y tres al PP.

Una lectura objetiva invita a pensar que un acuerdo entre andalucistas y populares para quitarle al PSOE una de sus joyas más tradicionales debería ser más que factible. Pero la persona que se supone que más debe desear ese acuerdo, el andalucista Andrés Díaz, no quiere lanzar las campanas al vuelo. Más bien, recurre a la sencillez cuando afirma que desde la noche electoral “la gente no para de felicitarme por la calle, pero yo aún no me veo de alcalde”.

Díaz adelanta algo que es una obviedad y es que en los próximos días tiene pensado sentarse a negociar con el PP paternero que lidera otro Andrés, en este caso de apellido Clavijo. Pero para saber si cerrará o no ese pacto de los andreses, el candidato andalucista dice no tener prisa. “Hay tiempo por delante; ahora toca descansar unos días porque la campaña ha sido durísima”, reflexiona. Eso sí, la satisfacción interior que tiene ya no se la quita nadie: “Aún es pronto para hablar y no sé lo que pasará en la investidura del día 15, pero creo que ya hemos hecho historia”, enfatiza.

Andrés Díaz tiene ahora 36 años de edad y suma ocho como concejal en Paterna de Rivera, siempre haciéndole oposición a un PSOE con mayoría absoluta. En 2011 la lista del PA sacó un solo concejal, aumentando hasta cuatro en 2015. Ahora repite esos cuatro ediles y Díaz lamenta que por un puñado de votos no logró amarrar el quinto. El PP, por su parte, pasó de un concejal a tres.

De cara a las posteriores negociaciones postelectorales, Andrés Díaz tiene claro “que no voy a buscar el sillón de la Alcaldía a costa de lo que sea” y aclara que mantiene buenas relaciones con el líder local del PP “pero también con el alcalde saliente y con la nueva candidata del PSOE, porque siempre he huido de las políticas rastreras”, apostilla.

El alcaldable andalucista no quiere opinar por las causas del resbalón socialista, si ha sido debido al cambio de candidato a alcalde o a que la gestión del regidor saliente (Alfonso Caravaca) ya no convencía tanto. “No soy quién para juzgar al PSOE, porque está claro que no soy objetivo. Lo que sí puedo decir, porque me consta, es que era una evidencia que la calle pedía un cambio en el pueblo”.

Se da la casualidad de que Andrés Díaz es hijo de Juan Díaz, quien en 1987 se convirtió en el primer alcalde socialista de Paterna, poniendo entonces el punto y final a una etapa de ocho años en la Alcaldía del andalucista José Vera. Ahora la historia puede volver a cambiar 32 años después.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios