Inmaculada López | Candidata de Solo San Fernando a la Alcaldía “Se mira de refilón por la ciudad, por eso es necesario un partido local”

  • Inmaculada López se presenta a los comicios locales respaldada por un partido y una candidatura de vecinos comprometidos con La Isla

Inmaculada López se presenta con un partido nuevo a las elecciones municipales: Solo San Fernando, una formación local, de nueva creación, formada por vecinos, para la que la concejala no adscrita quiere una trayectoria de futuro. No presentan grandes proyectos, no es el momento; sino que defiende la necesidad de mejorar los servicios y crear oficinas de atención al ciudadano, especialmente a los que más ayuda necesitan.   

-Acaba ahora el mandato en el que ha ejercido de concejala en la oposición y no adscrita, ¿cómo ha sido la experiencia?

-Ha sido una experiencia muy bonita, pero a la vez muy complicada. Muy bonita, porque siempre es un orgullo representar a la ciudad. Pero se siente mucha responsabilidad. Hay concejales que no han aparecido por ningún acto, pero yo me lo he tomado con responsabilidad e incluso cuando llegaba la preparación del pleno estaba un poco agobiada porque son muchos expedientes y estaba sola. Por eso la parte complicada: al haber estado sola, al no haber tenido un equipo detrás, era yo quien tenía que hacerlo todo. Sobre todo, al principio del mandato, cuando Podemos me deja fuera. Yo no me había dedicado nunca a la política, no tenía experiencia y me pasa eso, me entero que me expulsan del grupo municipal Sí se puede porque me llama el Diario, yo no sabía cómo reaccionar. Me temblaban hasta las pestañas cuando tenía que hablar en el pleno, pero poco a poco me hice con ello. Ahora, me da pena que termine, porque siento que no he podido dar todo de mí, al haber estado sola, y no contar con asignaciones municipales que te permiten encargar informes para denunciar, por ejemplo...

-¿Se ven las cosas diferentes desde dentro?

-Es muy diferente, porque cuando estás fuera crees que un concejal no hace nada. Hay gente que todavía se cree que los concejales nos llevamos 400 euros por cada pleno. Son 400 euros de dieta mensuales, que te lo justifican por asistencia a pleno, pero en realidad no es por el pleno en sí porque durante el mes tienes mesas de contratación, comisiones, reuniones, actos... Desde fuera, tú te piensas que los concejales están cobrando el dinero por la cara, que no están haciendo nada, que se hacen fotos y cobran. En realidad, no es así. De hecho, yo era de las que decía que esto tenía que ser por vocación y que no cobraran, pero cuando estás dentro te das cuenta de que tienen que tener un sueldo los concejales, sobre todo si son de gobierno. Porque de lo contrario si no cobraran nadie podría dedicarse a la política, solo los que tuvieran dinero. Te lleva mucho tiempo y es difícil compaginarlo con el trabajo. Un político trabaja mucho, no tiene horario.

-¿Qué falla en el aparato administrativo y en el político?

-Falla que somos uno de los consistorios con menos personal de la provincia y eso se nota. Los trámites se hacen interminables y la burocracia se alarga mucho porque los funcionarios están saturados. En cuanto a la vida política, falla que los partidos políticos miran por sus intereses partidistas. Se mira por el interés de la ciudad, pero de refilón, no al 100%. En estos cuatro años me he dado cuenta de que si el equipo de gobierno presenta una propuesta buena para la ciudad los partidos políticos le votan en contra. ¿Por qué? Por puro interés partidista. De ahí, el querer constituir un partido nuevo, que mire solo por lo local, que no dependa de Madrid, Sevilla...

-¿Y qué aspira a conseguir?

-Te presentas con la esperanza de conseguir representación en el pleno, aunque somos conscientes de que es muy difícil. Son muchos votos los que se necesitan y somos nuevos, apenas tres meses y medio de vida. Aspiro a tener representación y demostrar lo que sola, sin respaldo, no he podido demostrar en estos cuatro años. Pero si no conseguimos representación, queremos que el partido siga adelante. Si conseguimos representación todo es más sencillo, porque tendríamos acceso a la prensa, los actos, a la información... Si ya a los concejales de la oposición nos es complicado tener información –el gobierno de la transparencia no ha sido tal–, desde fuera sería imposible. Pero aún así seguiríamos trabajando. Quiero que esto tenga visión de futuro, que no haya sido algo creado para el 26 de mayo.

-Y si entra, ¿qué se plantean? ¿Entrar en gobierno? ¿Centrarse en la oposición?

-Es difícil contestar ahora sobre pactos. El partido decidiría. Antes podía tomar las decisiones sola, ahora tengo que contar con mi partido. Pero no descartamos nada: ni pactos, ni acuerdos. Nos centramos en las ideas, en los pactos y proyectos; y no vamos a ponernos un muro de inicio, de no vamos a pactar con... En este partido hay gente de diversas sensibilidades ideológicas y nos centramos en los que nos une. En San Fernando lo importante es lo nuestro.

-¿Cómo ha sido el proceso de Solo San Fernando para crear un programa electoral?

-Difícil, porque tenemos muy poco tiempo de vida, pero a la vez fácil. La única que tiene experiencia política soy yo, nadie más de la lista y es la primera vez que elaboramos un programa electoral, que nos metemos en campaña, y todo eso sin recursos económicos. Pero al no querer presentar un programa con grandes mega proyectos –ni estadios de fútbol nuevo, ni Casas Lazaga– ha sido fácil. Lo teníamos claro: somos un grupo de vecinos que no tiene información suficiente para saber si se puede restaurar la Casa Lazaga, es una información que tienen los que han estado gobernando o los que están actualmente. No queríamos engañar a la gente. Hay, por ejemplo, aficionados del San Fernando que me dicen, ¿tú por qué no prometes un estadio nuevo? Pero les digo que no sé si lo puedo cumplir. No sé de dónde han sacado la información para sus proyectos el PSOE o AxSí. Nuestro proyecto es básico. Habla de iluminación, limpieza, transparencia, participación ciudadana... Tenemos propuestas como la oficina del mariscador o la oficina fiscal y social.

-¿En qué consiste esa oficina fiscal y social?

-Como la del mariscador, la idea es que los isleños puedan dirigirse a un sitio para preguntar por los tipos de ayuda, por los impuestos... En definitiva, para atender al ciudadano en todo lo que tiene que ver con papeleo. Tenemos el ejemplo del número 5 de la lista, de Juanma [Sánchez Busto], que es presidente de la asociación Patrona del Mar, y todas las mañanas está en la asociación con cola de gente preguntando sobre si tienen derecho a alguna ayuda porque se les ha acabado una, pidiendo ayuda para tramitar un papel de Esisa o el bono de la luz. Les sella hasta el paro por internet a los vecinos... Sería algo así. La oficina fiscal ayudaría además a que cualquier vecino que vea una irregularidad en un servicio puede informar de lo que está pasando. Son cosas así. En la línea de la Carta Ciudadana de la Federación de Vecinos, que son cosas en las que te puedes comprometer.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios