El Balcón

Real Orden Gaditana de la Guayabera

Comentarios 3

EL Espacio de Arte Contemporáneo (ECCO) fue el escenario elegido para celebrar, este sábado, la cuarta edición de la Velada de la Real Orden Gaditana de la Guayabera, con casi 200 personas de todos los estamentos de la sociedad gaditana, a los que se unieron amigos de las provincias vecinas como Málaga y Sevilla. El periodista Juan Manzorro dio la bienvenida a los presentes y, a continuación, fue la actriz y cantante Ana López Segovia, la que presentó al pregonero de esta nueva edición, el actor Juan Echanove, concitando la atención de los presentes con su poderío escénico no exento de algunas gotas de humor.

El pregonero, de entrada, agradeció el nombramiento con un gran homenaje a la historia de tan singular prenda, basado en una historia de ficción en la que se volvieron a fundir Cádiz y La Havana. Echanove hizo gala de su enorme talento y de ese gran dominio del lenguaje y de la escena que le caracteriza, lo que le valió el aplauso cerrado de los presentes.

El acto fue clausurado por el decano de la Real Orden, Antonio Hernández Rodicio, que tuvo palabras de agradecimiento para el pregonero, para López Segovia, y en definitiva para todos aquellos que han colaborado en la impecable organización y que hicieron posible la celebración del evento. Durante el acto, una sorpresa más: el cantante y compositor Pepe Begines, del mítico grupo No me pise que llevo chanclas, estrenó en directo el himno de la Guayabera. Los congregados pudieron disfrutar en el patio del magnífico espacio cultural de un cóctel servido por el catering El Faro. Y el festejo —un canto a Cádiz, en el fondo— se prolongó hasta pasada la medianoche con el baile y la música de la Orquesta Trinidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios