Diario del Carnaval

Carnaval de Cádiz: ¿El fin del Patronato del COAC?

  • El Ayuntamiento propone la disolución del controvertido organismo que ha organizado el Concurso del Falla y la fiesta desde el año 2002

Una reunión de la junta ejecutiva del COAC en el Salón Isabelino del Ayuntamiento. Una reunión de la junta  ejecutiva  del COAC en el Salón Isabelino del Ayuntamiento.

Una reunión de la junta ejecutiva del COAC en el Salón Isabelino del Ayuntamiento.

Uno de los grandes cambios que parecía dispuesto a afrontar el nuevo equipo de Gobierno liderado por José María González Kichi a su llegada a la Alcaldía en mayo de 2015 era la organización del Concurso de Agrupaciones del Gran Teatro Falla y en especial la controvertida figura del Patronato del COAC. Y no ha sido hasta cinco años después, crisis del coronavirus mediante, cuando el Consistorio se ha decidido a tomar las riendas del certamen de coplas proponiendo la disolución de este organismo, una medida que se llevará primero al Consejo Rector para su aprobación y posteriormente será elevada a Pleno. 

La edil de Fiestas, Lola Cazalilla, ha explicado que se toma esta medida "porque no se trata formalmente de un organismo autónomo, y en pro de una mayor transparencia y optimización de recursos  hay que afrontar este cambio para lograr un mejor funcionamiento". Y ha recordado que este cambio "fue un compromiso que adquirimos desde la elaboración de nuestro programa electoral, y que incluso los colectivos que forman parte del COAC lo habían pedido".

"Creemos que el formato actual de Patronato con Junta Ejecutiva ha cerrado su ciclo para organizar el Concurso y el Carnaval, y consideramos que esa labor debe ser realizada por el Ayuntamiento apoyándose en un órgano consultivo al que escucharemos y atenderemos esas propuestas que contribuyan a mejorar el certamen", ha expuesto la concejala. "Durante un año he tenido la oportunidad de comprobar la representatividad real de este órgano que actualmente no se corresponde con la mayoría de agentes que generan el Concurso", ha añadido.  

Así las cosas, y a falta de los trámites administrativos, el Patronato del COAC y Fiestas se puede considerar historia. Será el Ayuntamiento el encargado de organizar ya el Concurso de 2022, si es que la pandemia lo permite, con los diferentes colectivos ejerciendo una labor de consejeros, con voz pero sin voto. El parón obligado por la crisis sanitaria otorga cierta ventaja para que se pueda llevar a cabo, por fin, una reforma profunda, consensuada y bien pensada del Concurso y de todo lo que le rodea, tal y como reclaman en su mayoría los protagonistas de la fiesta. 

Respaldo mayoritario de las asociaciones

Durante los últimos años han sido muchas las voces relevantes dentro del Carnaval que han reclamado el fin del Patronato y el traspaso de poderes a manos municipales, dentro y fuera de las tablas del Falla. El mayo de 2019, a las puertas de unos nuevos comicios locales, en declaraciones a este medio Antonio Martínez Ares hablaba de "desilusión mayúscula" y señalaba que "el Patronato me parece un gran absurdo". Tino Tovar, por su parte, aseguraba que "el Patronato nunca ha sido lo que esperábamos que fuera", mientras que David Márquez Mateos Carapapa ya afirmaba que "el que tendría que organizar exclusivamente el Concurso ese el Ayuntamiento y que el Patronato fuera algo consultivo". Son solo algunos ejemplos de una corriente consolidada entre muchas de las agrupaciones punteras de la fiesta. 

Y como era de esperar, la propuesta de disolución presentada por el Ayuntamiento ha recibido en la reunión de este viernes el respaldo mayoritario de los representantes de la Junta del COAC al entender que es la voz de la mayoría. En el encuentro, celebrado de forma telemática, no han estado ni la Asociación de Cuartetos ‘Los dos Palos’, cuyo representante ha excusado su asistencia, ni la Asociación de Chirigotas Carmeluchi. La Asociación de Coristas Gaditanos (ASCOGA), la Asociación de Comparsistas 1960 y el Colectivo de Autores Independientes (CAI) han agradecido y aplaudido la decisión. Desde la Asociación de Antifaces de Oro han mostrado su apoyo al Ayuntamiento, la Asociación de la Cantera del Carnaval de Cádiz también ha apoyado y valorado de forma positiva la iniciativa, y la Asociación de Artesanos ha deseado lo mejor a la concejala en este proceso, además de ofrecer el apoyo del gremio al Ayuntamiento en este camino. En esta línea, el representante del grupo municipal socialista, Francisco Javier Ramírez, ha mostrado su apoyo a todo el proceso de disolución, recordando que el PSOE también lo lleva en su programa, y sus concejales entienden que es el mejor momento para dar este paso.  

Sólo el representante de la Asociación de Autores, Miguel Villanueva, se ha mostrado contrario a la propuesta al considerar que es una decisión tomada de forma unilateral, añadiendo que "no hay concurso sin autores" y que la Asociación de Autores estaría "capacitada para diseñar el Concurso".

18 años organizando del Carnaval

Si, como parece, la maniobra iniciada por el equipo de Gobierno se lleva a cabo, el ingobernable Patronato se despedirá de la organización del Carnaval tras 18 años al frente de la misma. Fue en el año 2002 cuando el PP, a la vista de los conflictos que podía acarrearle la organización del Concurso, cedió el testigo a las agrupaciones para que tuvieran un mayor peso en la toma de decisiones. Así murió la antigua Fundación Gaditana del Carnaval y nació el Patronato del COAC y Fiestas del Carnaval de Cádiz, un órgano que a su vez se dividía en dos organismos ejecutivos: la Junta del COAC, encargada de todo lo relativo al certamen de coplas del Falla, y la Junta de Fiestas, centrada en el Carnaval en la calle. 

No fue hasta el cambio de Gobierno en 2015 cuando se atisbó la posibilidad de reformas en un organismo que había permanecido inamovible desde su fundación, con Autores, CAI y Ascoga como únicas entidades con voz y voto en la organización del Concurso. El nuevo Ejecutivo abrió la puerta a nuevas asociaciones que aseguraban una mayor representación de las diferentes modalidades y colectivos, pero que complicaban aún más la tarea de consensuar un camino a seguir en la organización del COAC. 

El cambio más relevante se llevó a cabo en septiembre de 2017, cuando se aprobó la reforma de los estatutos del Patronato del Carnaval y la Junta del COAC pasó a estar integrada por dos concejales y representantes de Autores, CAI, Antifaces de Oro, Coristas, Comparsistas, Chirigotas y Cuartetos. Posteriormente también se acogió a los colectivos que representan a la cantera y a los artesanos, otorgando voz a todos los colectivos que no la tenían y debilitando aún más el peso de la Corporación municipal, en clara minoría. 

Este nuevo giro, que llega en un momento propicio por la imposibilidad de celebrar el Concurso a causa de la pandemia del coronavirus, parece encaminar por fin la organización del certamen de coplas a lo que desde hace años reclaman agrupaciones y aficionados: una reestructuración que huya de los intereses particulares y que devuelva esta importante responsabilidad, ya atraiga críticas o elogios, a manos municipales. De donde, quizás, nunca debió salir. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios