Carnaval de Cádiz | Comparsa 'La ciudad de Dios'

La comparsa que sigue 'jogando'

  • Los jóvenes de 'La ciudad de Dios' se transforman en niños de favelas con la misma filosofía de 2019: crecer y disfrutar con el Carnaval

La comparsa 'La ciudad de Dios' haciendo el pasacalles por La Viña. La comparsa 'La ciudad de Dios' haciendo el pasacalles por La Viña.

La comparsa 'La ciudad de Dios' haciendo el pasacalles por La Viña. / Julio González

La Bossa Nova suena tan solo cruzar la puerta del bar 'La Isleta', en la Plaza de la Reina. Canciones brasileñas acompañan como banda sonora a los niños de la cantera mientras se convierten en otros jóvenes, los de las favelas para dar vida a 'La ciudad de Dios', el proyecto que este año traen Sergio Guillén 'Tomate' y Antonio Pérez 'Piru' con sus niños.

Todos parecen estar tranquilos en apariencia, disfrutando del momento. Es su filosofía. "Nervioso estaba esta mañana, que he tenido un examen", dice rápido Manuel, Salmonete, con tan solo 18 años y el más joven de la comparsa. "Seguimos con la misma idea, la de pasarlo bien, la de 'sonrisa power'", bromea. "Sentimos lo que cantamos y eso es muy importante, por la conexión que tenemos entre nosotros y los autores", explica seguro.

Es lo que le intentan transmitir sus autores, que incluso se sorprendieron por la reacción que tuvo su grupo -donde el más mayor tiene 24 años- para asimilar el éxito del año pasado, sin que se le suba a la cabeza. "Yo con esa edad no lo hubiera encajado con esa madurez", apunta el Tomate. "De verdad que yo quiero que disfruten, que no se sientan presionados, es lo que intentamos trasladarles". "Lo del año pasado nos trastocó un poco los planes - interviene Piru -, era un proyecto a largo plazo, que vaya creciendo, intentando dejar a un lado el veneno y con unos valores que esperamos que no se pierdan"

Dos componentes mientras le maquillan los pies descalzos. Dos componentes mientras le maquillan los pies descalzos.

Dos componentes mientras le maquillan los pies descalzos. / Julio González

Por ahora, desde luego, es lo que transmiten. Buen rollo, alegría, emoción, ... Es lo que se palpa en un local lleno de gente, de padres, de amigos y ya de seguidores, mientras lo autores-"el dúo dinámico", bromean, atienden a los medios.

Y también compromiso. Hasta Brasil se han trasladado para reivindicar esa lucha de seguir adelante de la clase más baja que alza la voz en estos jóvenes de favelas. El tipo, realizado por Luisa e ideado por Sergio Guillén y con la escenografía de ArteVida. Para ello se han inspirado en el movimiento Tropicalia, que surgió en Brasil durante los años 60 y que con Gilberto Gil o Caetano Veloso como artistas más representativos impulsa la expresión de un pueblo durante la dictadura, además de trasladarse al Carnaval del país suramericano.

Ellos lo han trasladado al de Cádiz. Para que Juanito, Salmonete, Pablito, Raulito, Pedrito, Truji, Carlos, Canito, Nacho, Sergio, Cristian, Joselito, Fifu, Mario y Jose sigan creciendo y 'jogando'. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios