Juanma Romero Bey | Si yo fuera alcalde

“Expropiaría el yate del jeque y lo convertiría en el Adriano 4.0”

Juanma Romero Bey y su bastón de mando. Juanma Romero Bey y su bastón de mando.

Juanma Romero Bey y su bastón de mando. / Julio González (Cádiz)

Comentarios 4
  • 1. El autor de la comparsa ‘Lassss envenenásssss’ plantea como primer objetivo de su programa “trabajar en la unidad nacional gaditana y para ello hemos previsto quitar las Puertas de Tierra, que divide Cádiz en dos, para evitar cualquier conato de autodeterminación en La Viña, Puntales o Loreto”. En este sentido, y para que no se pierda el monumento gaditano, “se va a crear una comisión de artesanos del Carnaval que realizarán una Puertas de Tierra de cartón piedra desmontable para determinadas ocasiones”.
  • 2. “Vamos a proceder al soterramiento del muelle porque los gaditanos no tienen por que ver cómo llegan cruceros a Cádiz y morirse de envidia viendo esos barcos lujosos”. Asimismo, el programa de Romero Bey proyecta “expropiar el yate del jeque que se encuentra amarrado en el muelle y vamos a reconvertirlo en el Adriano 4.0 para disfrute de todos los gaditanos”. Otra idea es “elevar hasta los doscientos metros de altura el faro de La Caleta, para que los grandes barcos mercantes no lo confundan con una baliza y no pasen de largo”.
  • 3. Trabajar en el proyecto ‘Cádiz, ciudad de la música cuántica’, “porque siendo cuna del Flamenco y del Carnaval, ¿cuántas coplas se componen?, ¿cuántos autores hay?, ¿cuántos intérpretes?, ¿cuántos guitarristas?, ¿cuántos percusionistas? Así pretendemos que Cádiz sea reconocida como la ciudad más cantada del universo a lo largo de la historia de la humanidad”.
  • 4. Finalmente, vamos a trabajar con la cofradías para cambiar el nombre de la Semana Santa, pues tratándose de una festividad religiosa no puede ser una mentira desde su propio nombre –no ocurre como el Carnaval, que todo es ficción y cartón piedra-. Así, para no tener que recortar ningún día de procesiones, pasará a denominarse Decenario Santo e irá desde el Viernes de Dolores hasta el Domingo de Resurrección; total, diez días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios