El ambiente

Primera noche con 'ellos' en la memoria de todos los aficionados

  • Las viudas de Juan Carlos Aragón y Manolo Santander acuden al palco oficial para el primer gran homenaje del Concurso

Meli y Luisa, viudas de Manolo Santander y Juan Carlos Aragón, en el palco de autoridades. Meli y Luisa, viudas de Manolo Santander y Juan Carlos Aragón, en el palco de autoridades.

Meli y Luisa, viudas de Manolo Santander y Juan Carlos Aragón, en el palco de autoridades. / Lourdes de Vicente

La primera noche del Concurso es de lo más gélida fuera, pero cálida y repleta de emociones, recuerdos y también buenas coplas dentro. El Teatro Falla ha abierto el telón de los pasodobles, cuplés, tangos y parodias en una jornada inaugural donde no ha podido faltar el gran homenaje a todos los que de una u otra manera están en la memoria de todos los aficionados.

El primero de los muchos que le quedan por recibir a dos de las grandes ausencias de este COAC 2020, Juan Carlos Aragón y Manolo Santander, cuyas viudas han ocupado el palco de autoridades, invitadas por el alcalde y la concejala de Fiestas. Meli y Luisa han vivido visiblemente emocionadas este primer acto y gesto de cariño, acompañadas del padre de Aragón, Juan y el hijo de Santander, Manolín Santander. Pero no fueron los únicos homenajeados de la noche, pues junto a sus nombres e imágenes proyectadas nada más arrancar la sesión también pudieron verse las de José Antonio Cervantes, Catalán Chico, Pepón de Cádiz, Francisco Sevilla Guillén, Rafael Fernández Reyes, Rafael León y Antonio Pérez Marsellé, grandes nombres del Carnaval gaditano que nos han dejado en los últimos meses.

Pero la vida y el Concurso siguen, y la primera agrupación en abrir el nuevo certamen de coplas llegaba nada menos que de Barcelona. La comparsa El Botas, integrada en su mayoría por gaditanos y otros andaluces emigrantes ha repetido la sensación del pasado concurso, cuando se estrenaron. Así lo contaba Diego Contreras, que ha incidido en que una vez más “nos hemos sentido muy bien acogidos y nos vamos con muy buenas sensaciones”. Porque para este grupo cantar en este templo de coplas “es lo más grande que hemos vivido, sobre todo teniendo en cuenta todos los sacrificios que hemos hecho para llegar hoy aquí”, ha explicado el integrante de la comparsa de corte clásico. La primera de las 125 que pasarán por las tablas del Teatro de sus amores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios