Diario del Carnaval

Un Carnaval virtual para mantener vivas las coplas, a pesar del coronavirus

  • Las redes sociales se convierten en el rincón en donde los autores ofrecen sus nuevas coplas ante la suspensión del Concurso del Gran Teatro Falla

El canal de YouTube de la comparsa de David Carapapa El canal de YouTube de la comparsa de David Carapapa

El canal de YouTube de la comparsa de David Carapapa / D.C.

Será complicado sobrevivir a un febrero sin Carnaval en una ciudad en la que esta fiesta forma parte de su propio carácter. Una tradición que mueve todos los años a miles de personas y con un importante componente pasional -y también económico, lo que no se debe despreciar en Cádiz por su alta tasa de paro- no se puede perder aunque la tercera ola del coronavirus esté pasando ferozmente por la capital gaditana.

Pero si se quiere volver a la normalidad lo antes posible, y siempre que la situación epidemiológica lo permita, la copla gaditana no se puede perder. El Carnaval está volviendo a mostrar su maleabilidad para solventar las restricciones impuestas por el avance del COVID-19 con el objetivo de hacer llegar las nuevas músicas y letras a los aficionados y saciar así la sed provocada por un año en el que la fiesta estará en barbecho.

Ante la imposibilidad de disfrutar del Carnaval en directo tras la suspensión del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas del Gran Teatro Falla, las galas que se habían previsto en su lugar en el coliseo gaditano y de todas las actividades de la fiesta en la calle, la única posibilidad para mantener viva la llama de las coplas se encuentra en el mundo virtual. Internet, tan presente como medio para comunicarse durante el confinamiento domiciliario al inicio de la pandemia, se ha convertido en la única vía de escape para que los aficionados puedan disfrutar del Carnaval gaditano en un formato diferente. Coplas de estreno con diferentes fines que permiten escapar durante unos minutos de los sinsabores que el maldito coronavirus produce en nuestro día a día.  

La comparsa 'Carretera y manta', de David Márquez Mateos 'Carapapa'

La iniciativa que está teniendo un mayor recorrido y que se va a mantener más en el tiempo es la comparsa que está creando David Márquez Mateos 'Carapapa' para ocupar el hondo vacío que deja este fallido Carnaval 2021. Lo hace de la única forma que sabe hacerlo: creando una comparsa. Sin embargo, además de no poder participar en el Concurso del Gran Teatro Falla, cuenta con la peculiaridad de destripar las entrañas de la creación de una obra carnavalesca. 

Con esta premisa, la comparsa 'Carretera y manta', cuyo estreno esta previsto el próximo 30 de abril -una fecha poco carnavalera, pero la que permite el coronavirus- en el auditorio Riberas del Guadaíra, de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), está mostrando cómo se crea una agrupación, aunque con el matiz de que el montaje se esté realizando fuera de un local de ensayo debido a las restricciones que existen. 

Todo comienza con la presentación del pasodoble, lo que suele ser uno de los momentos más mágicos del proceso de creación, ya que supone el punto de partida de una agrupación. Un estreno que, al igual que todo el proceso, se realizó a través de YouTube. Una ventana abierta al mundo que no tiene nada que ver con el recogimiento y el secretismo que rodean a los ensayos.

Con la conocida como letra de medida, David realiza una declaración de intenciones sobre lo que es el proyecto de 'Carretera y manta'. Un desahogo carnavalero en una fiesta que es una enfermedad, por lo que ni el coronavirus permite un año de descanso. A partir de ahí, el grupo puede comenzar ya a montar el pasodoble. Un trabajo que se va realizando por separado para unir todos los componentes que conforman esta pieza. Todo comienza con los tenores para, posteriormente, ir uniendo poco a poco la segunda, las octavillas y contraltos, la instrumentación y la introducción con el punteado y los pitos. Varias piezas de un mismo puzzle que dan como resultado final el pasodoble que llega al Concurso del Falla.

Si se sigue el proceso normal de la creación de una comparsa, una buena parte de los ensayos se dedica al montaje del popurrí, la pieza más larga y más compleja debido al engarce de varias cuartetas, alargándose a alrededor de ocho minutos. Esta composición bebe del tipo que se representa, por lo que su importancia es vital para dar forma a la idea. Dentro de este proceso que se está mostrando al público, la comparsa de los Carapapas ya ha publicado en sus redes sociales una cuarteta que lleva por título Yo tengo un jardín. Al igual que hiciera con el pasodoble, en primer lugar es David quien presenta al grupo -y a todos sus seguidores- su creación.

A partir de aquí, vuelve la rutina del montaje, tal y como hicieran con el pasodoble. De momento, el proceso ha llegado hasta los tenores, por lo que próximamente seguirán subiendo videos con el resto de pasos hasta conseguir el resultado final. Y tras esto, llegarán el resto de composiciones, tanto las cuartetas que faltan como la presentación y el cuplé.

Kike Remolino

Otro de los carnavaleros que no ha podido reprimir sus ansias de hacer Carnaval a pesar de la pandemia del coronavirus es Enrique García Rosado 'Kike Remolino'. En este caso, a diferencia de lo hecho por la comparsa de los Carapapas, el desahogo de Kike es personal, usando también para ello su canal de YouTube

Para ello, y aunque no vaya a ir a concurso, Remolino ofreció a todos sus seguidores el pasado mes de octubre su "hipotético" pasodoble para el Carnaval 2021. Una letra que también sirve de desahogo por la necesidad de cantarle a Cádiz en una fiesta que se convierte en "una enfermedad". La melancolía de no poder ir a ensayar y la tristeza de su guitarra por no cumplir con la rutina forman un conjunto para autoconvencerse de que, cuando las circunstancias lo permitan, el Carnaval volverá.

Este vacío provocado por el coronavirus no lo ocupa Kike Remolino solo con un pasodoble de comparsa, ya que también ha aprovechado para seguir explorando la última vertiente carnavalera que ha sumado a su currículum: el tango. Tras estrenarse en 2020 con el coro 'La soñadora', con los hermanos Betanzos y Victoriano Cano, Remolino ha compuesto un tango que también podría haber valido para esta agrupación de San Fernando. Una letra en la que refleja la añoranza del corista por su rutina de ensayos y el Carnaval de la calle a través de su amigo Pepe.

Rober Gómez y Juan Pérez

Pero si se habla de Carnaval, no se puede obviar el humor. En una época en la que las noticias dramáticas copan todos los titulares entre las consecuencias sanitarias y las económicas provocadas por el coronavirus, la risa se convierte en una terapia para aislarse de tanta tristeza. Como buenos chirigoteros, Roberto Fabio Gómez y Juan Pérez Casado, que en 2020 compusieran junto a Juan Manuel Braza Benitez el Sheriff el repertorio de la chirigota 'Los niños de la Petróleo', se han puesto unas batas de científico para dejar varias dosis en forma de cuplés con 'Lo siento Pfizer, no tor mundo puede ser de Cái'

Y es que la falta del Carnaval 2021 hace que se puedan perder muchos temas de actualidad que se habrían llevado un cuplé en las tablas del Gran Teatro Falla o en cualquier esquina de Cádiz. El COVID, Isabel Díaz Ayuso, el cierre de El Millonario, Isabel Pantoja, el confinamiento o Kichi se llevan algunas de las letras para no olvidar lo que ha pasado a lo largo de 2020.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios