Carnaval de Cádiz 2019

Adiós Ostionada, hola Ostionada

  • La peña El Molino organizó su última celebración para ceder el testigo al Aula de Cultura del Carnaval

Una de las agrupaciones que actuaron en la Ostionada. Una de las agrupaciones que actuaron en la Ostionada.

Una de las agrupaciones que actuaron en la Ostionada. / Lourdes de Vicente

Comentarios 5

La peña El Molino mitigó sus sinsabores con 550 kilos de ostiones, regados con cerveza y vino fino. Día triste que sonaba a despedida. 33 ediciones después de crear la Ostionada en la plaza de la Oca, la entidad, que ya no existe legalmente, decía adiós y le cedía el testigo de la organización al Aula de Cultura del Carnaval de Cádiz. De hecho, el traspaso de poderes se escenificó en el escenario de la plaza de San Antonio entre el presidente de El Molino, Antonio Pérez, y el del Aula, Agustín Rubiales. Fue justo cuando este último recibió el Molino de Oro de manos del alcalde de Cádiz, José María González. El primer edil deseó suerte al Aula y recordó que El Molino ha dejado el listón muy alto, confiando en que los sucesores “sabrán estar a la altura”. González mostró su satisfacción por encontrar una plaza de San Antonio llena de público. Rubiales incidió en que “nuestras tradiciones no se pueden perder”, mensaje que lucía ayer cada colaborador en su sudadera, una prenda que el mismo alcalde quiso colocarse. “El Aula no se dedica a esto, pero teníamos que apostar por la Ostionada”, afirmó Rubiales ante el coro callejero de Luis Frade, presente en el escenario en ese momento.

El presidente de El Molino, Antonio Pérez, y el del Aula de Cultura, Agustín Rubiales, escenificaron el traspado de poderes

“Son sentimientos muy tristes”, reconocía Antonio Pérez. Porque han sido “muchos años de trabajo y sacrificio para soltar ahora la Ostionada, pero nos queda el consuelo de que se queda en buenas manos”. Una pena que se unía al recuerdo que la organización tuvo para Paco Boza, socio fundador y primer presidente de El Molino, fallecido en septiembre del año pasado. También se homenajeó a Verónica Otero, presidenta de la Asociación de Ninfas que moría a los 35 años también en septiembre de 2018. Con sensaciones agridulces también se encontraba Pepe Montes, que ha presentado las 33 ediciones de la Ostionada y al que el Aula de Cultura ya le ha propuesto seguir el próximo año. “Yo estoy encantado de seguir”, decía quien también lleva más de 20 años presentando el Concurso de Popurrís de La Viña. Ayer compartió presentaciones con Lola Macías.

En lo puramente festivo, gran ambiente en San Antonio y sus alrededores, aunque sin aglomeraciones para pillar ostiones o pimientos asados. Abrieron el turno de actuaciones los dos coros juveniles: el del colegio Amor de Dios, 'Juego de coros', y el de La Salle Viña, 'En tus cinco esquinas'. Le siguieron el coro callejero de Luis Frade ‘En Cadi hay que maorí’, el coro de Salvador Longobardo ‘Bravo por la música’, la comparsa de Málaga ‘En el nombre de la rosa’, y las antologías ‘Los senadores de Cádiz’, ‘Los cleriguillos’ y la del coro de Luis Rivero.

En la otra punta del casco histórico se celebraba la Gran Mejillonada de la peña flamenca La Perla de Cádiz. Actuaban tres antologías: ‘Febrerillo el Loco’, ‘Los cleriguillos’ y ‘La tropa del 3x4’.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios