Lucha libre Sin barreras encima del ring

  • Ser una persona sorda de nacimiento no ha impedido que el gaditano Juanmi Tirado viera cumplido su gran sueño.

  • "Mi discapacidad se vuelve invisible para la práctica de este deporte, que es totalmente inclusivo".

Jacob Knight, que es su nombre deportivo, derriba a su rival en el combate de Jerez. Jacob Knight, que es su nombre deportivo, derriba a su rival en el combate de Jerez.

Jacob Knight, que es su nombre deportivo, derriba a su rival en el combate de Jerez.

¡¡¡A mi derecha, Jacobbbbbbbbbb Knight!!! Me imagino a un speaker de la lucha libre presentando de este modo al gaditano Juan Miguel Tirado, que ha adoptado el nombre de ese personaje de cómic como identidad dentro de un mundillo, mitad deporte mitad espectáculo, que apasiona a mucha gente. Ser una persona sorda de nacimiento no ha sido barrera suficiente para que a los 25 años este loco de esa modalidad haya debutado de manera oficial sobre un cuadrilátero. Su sueño se ha visto cumplido pero lo ve solo como un principio.

Juanmi explica cómo se le metió el gusanillo en el cuerpo: "La afición me entró viendo por la tele los combates de la WWE en Estados Unidos, donde es un espectáculo muy popular. Me atrajo muchísimo ese mundo y empecé a interesarme por su historia, por cómo se practicaba y por los principales luchadores".

Y de repente pasó de aficionado a practicarlo, luego de haber probado con el fútbol sala, el tenis de mesa y el pádel: "A través de un amigo personal mío me enteré casualmente de que aquí en Cádiz se estaba practicando en el centro juvenil Tartessos. Me acerqué por allí y me informaron de que había un taller de lucha libre una vez a la semana, en concreto los viernes. Me apunté y comencé a practicarlo en plan aficionado, pero es algo que me gusta tanto que mi idea era la de llegar a convertirme un día en profesional".

Unos 15 practicantes de la provincia de Cádiz optaron más tarde por compartir un club: "Ese taller se terminó y entonces, allá por el verano de 2018, se creó un club deportivo de lucha libre con algunos miembros de los que estábamos en Tartessos. Se le puso el nombre de NTWE Cádiz a este club deportivo de Pro Wrestling".

Su condición de persona sorda no ha propiciado problema alguno a la hora de dedicarse a la lucha libre: "Lo considero un deporte totalmente inclusivo y de hecho yo siempre estoy luchando con rivales sin ningún tipo de discapacidad. Tengo más que comprobado que no me encuentro con ninguna clase de traba. Además, mi comunicación con mi entrenador, José Manuel Román, resulta muy fluida desde que trabajamos juntos en este deporte. Él también es luchador aparte de monitor, utilizando cuando compite el nombre de Jack Bagans".

Explica más a fondo que su dispacidad no influye sobre el ring: "Ser sordo no es ningún tipo de obstáculo. Mi discapacidad se vuelve invisible para la práctica de este deporte. La barrera para la comunicación no existe en mi caso porque me integro muy bien y mis compañeros de grupo y yo tenemos unos códigos gestuales propios que desarrollamos entre nosotros, con lo que me entiendo con ellos a la perfección".

Un día que no olvidará jamás está aún muy cercano en el tiempo: "Hace unas semanas se celebró en Jerez un evento importante de lucha libre, con varios combates en el programa, que sirvió para mi estreno oficial porque era la primera vez que subía a un ring en un acontecimiento así. La sensación fue totalmente distinta a luchar sobre colchonetas en un gimnasio. En Jerez participamos los integrantes del club de Cádiz, sumándose dos chicos del Club Mad House de Madrid y uno de Barcelona".

Se encuentra más que satisfecho de su debut oficial y de lo que implica: "Me sentí orgulloso porque los que venían de fuera, que ya cuentan con cierta experiencia en este mundillo, me felicitaron por el buen papel realizado. Estoy muy contento de haberme inclinado por un deporte que me ha ayudado bastante a nivel personal, incrementando mi autoestima. Ahora me siento más fuerte ante los obstáculos de la vida. Me encuentro muy motivado y eso debo agradecérselo a este deporte".

En la despedida aprovecha para echar el anzuelo: "Animo a la gente interesada en practicar el wrestling a que se acerque a nuestro club. Ojalá más discapacitados también se animen, como hice yo un día, porque se trata de un deporte inclusivo en el que podemos participar al mismo nivel que el resto sin ningún tipo de problemas. La sede de nuestro club se encuentra en el gimnasio 3x4 Sports, en el número 3 de la calle Santa María del Mar. Además, nos pueden encontrar en Facebook, Twitter e Instagram".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios