Fútbol | Tercera División

La lucha apunta ya a la primera plaza

  • El Cádiz B tiene muy cerca el pase al ‘play-off’ y el siguiente objetivo va codo con codo con el líder, el Utrera

Juanma Pavón, técnico del filial, saluda a un árbitro asistente al concluir un encuentro. Juanma Pavón, técnico del filial, saluda a un árbitro asistente al concluir un encuentro.

Juanma Pavón, técnico del filial, saluda a un árbitro asistente al concluir un encuentro. / MIGUEL ÁNGEL GONZÁLEZ

Ser campeón el 19 de mayo. Es el objetivo del Cádiz B ahora que tiene un pie en la fase de ascenso a Segunda División B. El filial está muy cerca de poder repetir lo que logró Baldomero Hermoso Mere la campaña pasada. Ahora, de la mano de Juanma Pavón, es una realidad que va a pelear hasta el final por lo máximo, y es el fin de una plantilla que tiene al alcance de la mano repetir título de campeón y competir con los mejores de Tercera por una plaza en la categoría de bronce.

Una temporada tan compleja por el potencial del grupo X está teniendo la mejor respuesta por parte del Cádiz B. Fiabilidad defensiva, un estilo propio y una complejidad enorme para derrotarle, marcan a un equipo con sólo cuatro derrotas en 36 jornadas y, con diferencia, el que menos goles encaja (14) de los 22 conjuntos que forman el grupo de Andalucía occidental.

El calendario tiene luces y sombras para los pupilos de Pavón; por un lado deben medirse al Cabecense y al Guadalcacín, que están metidos en el fango y muestran una debilidad clara, a pesar de la sorprendente victoria de los jerezanos sobre el Betis Deportivo. Los tres platos fuertes de los amarillos serán el Xerez DFC, el Algeciras -ambos en el campo Ramón Blanco, de El Rosal- y el Córdoba B. En esas citas la exigencia será máxima porque son enemigos que están en la pugna por meterse finalmente entre las cuatro primeras posiciones.

Juanma Pavón y Raúl López -este último con la experiencia de la pasada campaña- quieren medir muy bien los tiempos para que el plantel no se distraiga ni caiga en un discurso equivocado, si bien saben que es una realidad que hacen números y se mira el momento en el que se puede cerrar el pase al play-off, que debería ser lo más inminente.

Dice mucho en favor del entrenador onubense que su equipo haya obtenido tres puntos más a esta altura de fase regular respecto a la pasada campaña. Con Mere, que firmó un curso bestial en todos los sentidos, el filial contaba en la jornada 36ª con 71 puntos, mientras que son 74 los que presenta en la actualidad. La gran diferencia está en el número de empates; once ahora por los 13 del año pasado en este punto de la Liga. Evidentemente esta campaña el filial debe llegar más lejos en la puntuación final porque el grupo X cuenta con 22 equipos y, por lo tanto, se disputan cuatro jornadas más.

La primera posición parece cosa del Utrera y el Cádiz B, separados ambos por un punto pero ambos distanciados del tercero, que es el Ceuta. No obstante, el abanico se abre para la pugna por el play-off, ya que hasta ocho conjuntos tienen opciones de estar en el bombo del sorteo el lunes 20 de mayo. Además de los utreranos, los cadistas y los ceutíes, conjuntos como Xerez DFC, UD Los Barrios, Betis Deportivo, Córdoba B y Algeciras mantienen posibilidades de lograr el primer premio que permite soñar con el segundo, el del ascenso a Segunda División B.

En esta fase de la campaña juega mucho lo que respeten las lesiones en una competición más cargada de encuentros que de costumbre, así como las sanciones especialmente la acumulación de amonestaciones que es tan difícil de manejar a esta altura de Liga y cuando los puntos son ya decisivos.

La lucha del Cádiz B empezará el domingo ante el Cabecense; seis semanas de citas a cara de perro muchas de ellas para tratar de repetir la gesta del curso pasado y lo que sólo se ha logrado en dos ocasiones en la historia del filial (1990-91 y 2017-18). Juanma Pavón puede situar su nombre en el máximo lugar de honor, junto a los de Ramón Blanco y Baldomero Hermoso Mere.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios