DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Alpinismo | Coronavirus El gaditano Yup ve frustrada su ascensión en los Andes peruanos

  • Su cita anual iba a ser este verano con el Alpamayo, "una subida muy técnica por su verticalidad".

Yup posa en los Santuarios del Annapurna, su conquista en 2019. Yup posa en los Santuarios del Annapurna, su conquista en 2019.

Yup posa en los Santuarios del Annapurna, su conquista en 2019.

El alpinista José Manuel Jiménez Yup, nacido en la capital gaditana hace 61 años aunque afincado en San Fernando después de residir durante un largo periodo de su vida en Madrid, tiene la costumbre de emplear su mes de vacaciones en emprender una aventura internacional de gran dificultad en la montaña, un medio en el que gracias a su experiencia y fenomenal estado físico se mueve como pez en el agua.

Su cita anual con un pico de mucha altura o gran dificultad, a veces incluso reuniendo esas dos características, se ha visto frustrada en este fatídico 2020 por culpa de un coronavirus convertido en auténtico azote de la población mundial. Tocaba esta vez viajar hasta los Andes peruanos, pero el programa se ha venido abajo para disgusto del gaditano y su compañero de expedición, el sevillano Francisco Casanueva.

Yup explica que "íbamos a partir el 3 de junio hacia Lima para acudir a la Cordillera Blanca de los Andes. Allí se halla un pico muy famoso que era nuestro objetivo, el Alpamayo, de 5.947 metros. No se trata de una montaña muy alta, pero sí complicadita. La ascensión es muy técnica por su verticalidad. Es todo un símbolo en la zona andina. Una vez conquistada la cumbre, queríamos completar con el conocido como trekking del Machu Picchu".

Los planes pendían de un hilo muy fino: "Hemos tenido que renunciar finalmente. Todo empezó a torcerse cuando se decretó el estado de alarma. Entonces me puse en contacto con la compañía aérea Air Europa y la agencia Mundoexplora, con las que habíamos organizado el viaje. Me dijeron que el vuelo no había sido cancelado aún pero nos imaginábamos que eso sería cuestión de tiempo. Así fue, pues hace una semana nos avisaron de la cancelación. Ahora nos toca luchar para que nos devuelvan el dinero del billete, ya que están barajando eso o darnos un bono-viaje para 2021".

Tenían la mente preparada para la renuncia: "No nos ha causado sorpresa. Pensábamos que no iba a ser factible, pues corríamos el riesgo de tener que pasar los primeros 15 días en Perú encerrados en un hotel cumpliendo la cuarentena".

En su intento de no perder la forma se las tiene que ingeniar: "En casa estoy haciendo pesas con botellas de agua de 5 litros y fortaleciendo los bíceps con gomas. Desde que se puede salir a hacer deporte, ando o corro entre 6 y 12 kilómetros diarios. Aun así he cogido cuatro kilos".

Cabe recordar que en el palmarés de este alpinista de Cádiz figuran el Kilimanjaro (pico más alto de África), el Elbrus y el Mont Blanc (los dos más altos de Europa) o el Lenin (un sietemil de Kirguistán), aparte de ocho expediciones al Himalaya nepalí, donde escaló el Island Peak, el Mera Peak, el Nanga Yung y los Santuarios del Annapurna, estos en 2019.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios