Pádel

La dulce costumbre del triunfo

  • Los hermanos Paulina y Ernesto García Millán, con la mente puesta en Brasil 2011

Los hermanos Paulina y Ernesto García Millán, pese a su juventud (Paulina tiene 12 años y Ernesto 10), disfrutan ya del éxito en su afición favorita, el pádel.

Junto a su pareja, Aurora Jiménez, Paulina es campeona de Andalucía en categoría alevín, detentando el noveno lugar en el ranking nacional, mientras que Ernesto y Pablo Quesada ostentan el campeonato provincial en categoría benjamín y el subcampeonato regional, siendo cuartos en la clasificación española.

Animados por sus padres, se adentraron en este mundo hace dos años, perteneciendo en la actualidad al club portuense Las Marías, bajo la disciplina de Tali en el caso de la joven y de Javier Bellver en el del pequeño, ejercitándose una hora a la semana para afrontar los partidos del sábado o el domingo. Con anterioridad, se iniciaron en el tenis, juego que siguen practicando "ya con menor intensidad" y que, entre otras diferencias, mantiene una esencial con el pádel, "pues en éste último nunca hay que olvidar la pared, que puede darte otra opción, mientras que en el tenis una buena bola carece de respuesta".

El deporte es muy importante para ambos. Paulina, que considera la doble pared como "mi golpe más débil, al tratarse de una acción defensiva en la que interviene mucho la fortaleza", estima que su derecha en paralelo y el revés cruzado "acostumbran a ser muy efectivos" y entrena también en el equipo de baloncesto del colegio Javier de Uriarte, mientras que Ernesto, que apuesta por su bajada de derecha, admitiendo que la doble pared de revés "debe mejorarse", acude, tras dejar la pala, a su cita con la escuadra balompédica Trasmallo, que compite en categoría provincial.

Su padre, Francisco García Trigo, se siente "muy satisfecho" de la afición de sus hijos, pues considera que "se aprende a tener una actitud positiva, dentro y fuera de la pista", observando también que "la competición les hace madurar".

Los dos hermanos tienen un claro objetivo: formar parte de la selección española que disputará el Campeonato del Mundo en Brasil en 2011. Ambos son conscientes de que la cita sudamericana les obliga a figurar entre las tres primeras parejas nacionales, propósito para el que se muestran dispuestos a "luchar duro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios