Deportes

Desescalada: Los gimnasios se preparan para la fase 2

  • Estrictas medidas de seguridad, dudas y miedos ante un regreso a la nueva normalidad que podría producirse más allá del próximo lunes

Un operario desinfecta el Anytime Fitness de Cádiz este miércoles. Un operario desinfecta el Anytime Fitness de Cádiz este miércoles.

Un operario desinfecta el Anytime Fitness de Cádiz este miércoles.

Los gimnasios gaditanos inician la cuenta atrás hacia la nueva normalidad, la fase 2 en la que previsiblemente la provincia entrará el próximo lunes 25, una reapertura en la práctica porque la fase 1, desde el pasado día 11, limita su uso individualizado hasta tal extremo que en realidad ha hecho casi inviable que abran sus puertas. La desescalada de la crisis del coronavirus contempla estas instalaciones, lo que ya de por sí es una buena noticia, pero también condiciona de forma muy estricta su utilización. Dos empresas del sector ubicadas en la capital detallan a Diario de Cádiz sus preparativos para una vuelta que afrontan con estrictas medidas de seguridad, dudas y, porqué no decirlo, también con miedos.

Anytime Fitness

Carlos Monescillo, socio del Anytime Fitness de la Barriada de Astilleros y director de operaciones igualmente de éste y los otros dos clubes de la firma en Jerez y Huelva, explica que, como prácticamente todos, no abrieron en la fase 1 porque "un cliente con un entrenador hace inviable el negocio" y revela la intención de empezar "el miércoles 27 o incluso el día 1 de junio, para coincidir con el inicio de mes, porque, como tantas empresas, estamos en un ERTE".

Certezas e incertidumbres. "Vamos a funcionar con cita previa  y cubriendo un aforo del 30% sobre el máximo de 300 que tenemos en los 730 metros cuadrados de superficie, pero no sabemos si podremos mantener nuestro carácter de local abierto las 24 horas del día. La norma no especifica nada al respecto. Hemos elevado consulta al CSD y seguimos esperando respuesta. Pensamos que se podrá, pero no sabemos y preferimos esperar".

Las mascarillas y los guantes.  "Aunque hacer deporte parece incompatible con el uso de la mascarilla, nosotros la recomendamos si no se va a hacer deporte de intensidad. En las máquinas de cardio, por ejemplo, resulta complicado. De todas formas, la normativa especifica el uso obligatorio si no se respeta la distancia de dos metros, que en nuestro caso lo vamos a hacer porque incluso hemos dejado inactivas parte de las máquinas para cumplir con los protocolos de separación de dos metros. En cuanto a los guantes, al parecer ahora ya no son aconsejables".

Una inversión necesaria. "Nos hemos gastado unos 15.000 euros en la compra de material, con equipos EPI para nuestros profesionales que incluyen guantes, mascarilla y mampara facial, vinilos explicativos, señalítica, pulverizadores… Y el contacto físico con los clientes está terminantemente prohibido".

Protocolo de seguridad desde la puerta. "Al entrar habrá una alfombra desinfectante, con zona húmeda y zona de secado. También una zona limpia con solución hidroalcóholica para la desinfección de las manos sin guantes. Unas mamparas separarán en la entrada la zona de atención al cliente y el pasillo de acceso de la gente para evitar aglomeraciones".

Más medidas en el interior. "Tenemos 11 puntos limpios repartidos por todo el gimnasio, tanto con solución hidroalcohólica como con pulverización viricida homologada junto a una bobina de papel de un uso. El cliente debe limpiar el elemento del club que use antes y después de su utilización. Esto ya se hacía antes, pero con un bactericida, y ahora se hará con el viricida".

El uso de los vestuarios. "En nuestro caso se pueden utilizar porque son cabinas individuales y, además, después de que salga un cliente se pulverizará con una solución clorada. En todo caso, el uso de toalla es obligatorio en la instalación".

Incertidumbre de cara al futuro. "No sabemos qué nos vamos a encontrar. En estos momentos contamos con 10 trabajadores, unos 500 socios, pero no tenemos ni idea de cómo irá la cosa cuando reabramos".

El cliente, lo primero. "Vamos a respetar los precios porque los socios no tienen culpa de lo que ha pasado. Igualmente, vamos a seguir impartiendo las clases de youtube online que hemos dado durante el confinamiento pese a que se congeló el pago de las cuotas. La plataforma es un servicio que ha llegado para quedarse, igual que el virus”.

Ippon Raúl Calvo

Por su parte, Raúl Calvo, director del Ippon Raúl Calvo, con sede en la calle Dorotea, junto a la Avenida Ana de Viya, habla desde la confianza que le otorga regentar un gimnasio de referencia en la Tacita de Plata y confirma la reapertura para el 1 de junio. "Vamos a esperar una semana más porque la norma es muy cambiante y preferimos ser prudentes".

1.000 metros cuadrados repartidos en cinco plantas. "Hemos planteado medidas generales y concretas para cada una de nuestras cinco plantas. Contamos con unos 600 ó 700 socios de media, así que la organización es fundamental y en ese sentido sólo tengo palabras de agradecimiento a mis 14 trabajadores. Antes de reabrir se va a realizar un proceso de desinfección de todo el local que luego se mantendrá de forma periódica. Y para acudir, como ahora se limita el aforo al 30%, habrá que llamar no ya para pedir cita previa sino para asegurarse de que hay hueco en el turno".

El acceso. "Como en otros comercios, hemos instalado a la entrada mamparas de separación, vinilos y señalizaciones. Los clientes, que pueden obtener información por teléfono y con un código QR a través de Facebook, deben llegar cinco minutos antes y esperar a que salga un turno para entrar, para no cruzarse. Con un escáner mediremos la temperatura, aunque ya se sabe que hay muchos asintomáticos que pueden contagiar, por eso hay que incrementar la seguridad. En cada planta hay como mínimo un punto con solución hidroalcohólica para la limpieza de manos".

En la planta baja, la piscina. "Es lo último que abriremos porque la normativa no está muy clara y porque la mayoría de nuestros usuarios ahí son personas mayores, las más vulnerables. Estamos llamando para formar grupos pero ya veremos. De todas formas, ya contamos con un protocolo: obligación de llevar guantes y mascarillas, y de llegar cambiadas de casa, división de la lámina de la pileta en parcelas y recomendación de gafas de natación. Sobre las duchas, sólo se podrán utilizar las de fuera, y los vestuarios, divididos en mitad y mitad, sólo para secarse y vestirse".

Primera planta, las artes marciales.  "Aquí está prohibido el uso de los vestuarios. Hay que venir vestidos con la ropa de entreno debajo y antes de entrar en tatami desinfectarse pies y manos. Dentro del tatami se cambian y se ponen el kimono. Nada de contacto. El tatami estará dividido en parcelas. La mascarilla se aconseja porque no queda claro su obligación al hacer deporte".

Segunda planta, la sala de actividades. "Es la zona de zumba, pilates… Estas clases se darán con el suelo dividido en parcelas, con guantes y mascarilla, y hay que traer calzado específico para la sala. Queda prohibido el uso de materiales, la esterilla se trae de casa y hay que desinfectarla antes. También dos toallas, una para secarse el sudor y otra para ponerla encima de la esterilla. Entre clases y clase, 15 minutos para desinfectar la sala”.

Tercera y cuarta plantas, el gimnasio propiamente dicho. "Hemos repartido las máquinas para respetar la distancia de dos metros y hemos dividido los turnos en horarios de hora y media. También aquí se necesita calzado específico para entrar y dos toallas, una para sudor y otra para las máquinas con banco. Aconsejamos venir con ropa larga y el uso de las máquinas de cardio se restringe a unos 20 minutos. En los cambios de turno hay que limpiar cada máquina y no se pueden utilizar los vestuarios”.

La labor de los monitores. "Sin su predisposición sería imposible volver porque, además de las medidas de protección con mascarillas, pantallas y guantes, se encargarán de la desinfección de las salas después de cada uso, aparte de que procuraremos la máxima ventilación de cada sala. Vamos a salir de un ERTE y hay mucha incertidumbre, miedo incluso. Espero que todos tomemos conciencia de lo que nos jugamos porque hay mucho que perder”.

Clases online y promoción del deporte. "En pilates, donde hay más demanda, vamos a mantener las clases online que dábamos durante el confinamiento, sobre todo para fidelizar al cliente. Tenemos que hacer cuanto esté en nuestra mano para transmitir la importancia del deporte para la salud, por eso también tenemos pendiente una reunión con el Ayuntamiento a la que debemos asistir cuantos más representantes de gimnasios de la ciudad, mejor. No nos debemos hacer competencia sino ayudarnos para que la gente pierda el miedo. Será lo mejor para todos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios