Primera Andaluza Bolli aclara su salida del Chiclana Industrial

  • "He dimitido porque pienso que es lo mejor para el club", explica el ya ex entrenador del equipo

José Alba 'Bolli' cierra su etapa en el banquillo industrialista. José Alba 'Bolli' cierra su etapa en el banquillo industrialista.

José Alba 'Bolli' cierra su etapa en el banquillo industrialista. / Sonia Ramos

Se fue tal y como llegó. Sin hacer ruido, con la humildad a cuestas y con lo mejor para el club como único deseo. José Alba Bolli dimitió el pasado martes por la tarde como entrenador del Chiclana Industrial, tras haber maridado y meditado mucho su decisión. Desde la directiva no se aceptó en un principio, por la relación tan afectuosa que existe desde siempre entre ellos y porque conocen perfectamente su forma de trabajar y creen en su idea de fútbol. Pero tanto el míster como el club han dado por cerrada esta etapa, pero ambos dejan las puertas abiertas de cara al futuro.

La gota que ha colmado el vaso fue colocarse como colista el domingo, tras una serie de derrotas consecutivas. "Hay desgaste, una trayectoria amplia y creo que era el mejor momento para dar un paso al lado", explica Bolli. El técnico dice que "tanto los éxitos como las culpas siempre está repartido, pero evidentemente yo soy el máximo responsable de la parcela deportiva". El camino del entrenador a lo largo de estos cuatro años en el Industrial ha sido una montaña rusa: ha vivido dos ascensos y dos descensos. "El año pasado ya se tocó el cielo compitiendo en División de Honor e incluso planteé que hubiera un cambio de ciclo este año", reconoce, "pero renové por el afecto que le tengo a este club".

Cierto es que este año le ha costado sudor y lágrimas al conjunto rojinegro confeccionar una plantilla más competitiva. "Solo llevamos siete jornadas y es ahora cuando se está a tiempo para encontrar a la persona que dé con la tecla", cuenta Bolli. Cuando empieza la temporada el míster ya sabía con lo que contaba y empezó a trabajar con lo que tenía y confió en que podía obtener mejores resultados, pero dada la dinámica negativa a la que se ha llegado, el técnico considera que ha actuado "en el momento justo".

Con las lesiones en la delantera del equipo, Bolli se las ha tenido que ingeniar para reajustar las posiciones con jugadores que no son habituales en ellas. Eso ha provocado el cambio de sistema jornada tras jornada y la consecuente inestabilidad en el campo. Y vuelven los fantasmas del año pasado al entrar en descenso y comprobar que llevaban el mismo camino que el año pasado, cuando estuvieron toda una vuelta sin salir de la zona roja.

Todo este cúmulo de sentimientos ha sido el que le ha llevado a Bolli a dimitir, haciendo lo que cree conveniente y necesario para el club. Por eso cuesta más, porque es donde empezó a entrenar, porque es su casa y porque forma parte de la historia de esta familia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios