Final de la Champions Real Madrid-Liverpool

Un hambre galáctica

  • Zidane y el vestuario reiteran las ganas de triunfo del Real Madrid

  • Es la última bala de la temporada

Zidane da indicaciones en el entrenamiento del Real Madrid Zidane da indicaciones en el entrenamiento del Real Madrid

Zidane da indicaciones en el entrenamiento del Real Madrid / Efe

Mantener el hambre de títulos. Ésta es la terapia motivacional en la que se refugió el Real Madrid para sostener su voracidad competitiva en su intento de hacer historia con tres Ligas de Campeones consecutivas, algo que sólo pasa por ganar al Liverpool en la final de Kiev.

Pareció como un mantra, un mensaje repetido hasta la obsesión durante el Media Day organizado ayer por el Real Madrid. Hambre, hambre, hambre... Un intento de que la ambición siga intacta en los blancos, algo que no consiguieron en la Liga, donde dejaron de competir muy pronto por la opción de revalidar su título.

Alertado por los mensajes que llegaban desde Liverpool, donde algunos futbolistas del conjunto inglés dudaron de la capacidad del Madrid para sostener sus ansias de títulos, Zinedine Zidane rompió su habitual rictus sosegado para reclamar su derecho a sentir hambre. Casi como si fuera una ofensa.

"Nosotros tenemos y vamos a tener siempre la misma ilusión", manifestó con gesto contrariado el técnico del Madrid: "Este club es lo que tiene. Las mismas ganas de siempre. Nadie nos puede decir que nosotros tenemos menos hambre que los demás". Y añadió: "Somos el Madrid. Siempre queremos más y vamos a dar todo para hacerlo de la mejor manera".

Lo cierto es que el Real Madrid tiene motivos suficientes para exprimir sus energías y competitividad. No sólo porque está ante el reto de ganar tres Copas de Europa consecutivas, algo que no sucede desde 1976 con el Bayern de Múnich, sino porque es su última oportunidad de ganar un título importante esta temporada tras desistir demasiado pronto de la pelea por la Liga y Copa del Rey.

"Tenemos mucha hambre de ganar la Champions. Porque hayamos ganado dos no hemos dejado de tener hambre. Nos vamos a dejar la piel para ganar", aseguró el lateral Marcelo.

Aunque Zidane rechazó hablar de "fracaso" si el Real Madrid no gana la Liga de Campeones, existe el consenso general de que el plantel blanco es demasiado lujoso como para cerrar una temporada sin éxitos relevantes.

Si hay alguien que siempre quiere más, ése es Cristiano Ronaldo, uno de los futbolistas más autoexigentes del mundo. "No importa quién marque los goles, lo importante es hacer historia", reclamó.

Sin duda, jugar tres finales de Liga de Campeones es "una locura", como aseguró Toni Kroos, pero el Real Madrid sabe que todo lo que no sea un triunfo ante el Liverpool será visto como la decepción más profunda en la historia reciente del club. Es eso o hacer historia, y una buena parte del plan pasa por sostener las ansias de títulos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios