FÚTBOL | TERCERA DIVISIÓN

¿Amigos para siempre Cádiz B y Algeciras?

  • Un indolente equipo local, campeón desde la mañana, opone poca resistencia a un rival que suelta todo su esfuerzo para vencer por 0-1

Los jugadores del Cádiz B corren de la mano para celebrar el campeonato.

Los jugadores del Cádiz B corren de la mano para celebrar el campeonato. / JESÚS MARÍN

El Cádiz B ha perdido ante el Algeciras (0-1) un partido en el que el sabor festivo ha estado presente en los locales al proclamarse campeones de grupo gracias a la derrota del Utrera esta mañana. A pesar de que Juanma Pavón ha sacado su once de gala, la intensidad ha sido distinta ante un enemigo que sí se jugaba los cuartos para soñar con estar en el play-off, de lo que depende lo que suceda en la última jornada de Liga.

El choque ha estado marcado por la fuerza del viento, que ha repartido el dominio cada periodo. Empezó el Algeciras más enchufado y aprovechando el lado derecho de su ataque, donde ha ido destrozando a un filial que era una máquina de perder balones. Dos saques de esquina y diversas llegadas al área de Álex Carmona hacían presagiar que no iba a ser una tarde cómoda para los propietarios del campo.

Antes del 0-1 la tuvo Antonio Sánchez en un centro pasado de Antoñito que remató enviando el balón al lateral de la red. Tote, seguidamente, lo intentó con un lanzamiento que se escapó alto, todo ello antes de que un tiro lejano de Antoñito tocara en el césped y se elevara más de lo previsto superando a un Álex Carmona que no estuvo afortunado en esta jugada.

A pesar de sacudirse la desventaja con dos testarazos de Peter y Saturday que no entrañaron peligro para Romero, el conjunto algecirista seguía cómodo y con la complicidad de un levante que se quería unir a la alegría de ambas escuadras.

Tras el descanso, el filial tomó la batuta con poca mordiente pero sí mayor amor propio. Un lanzamiento de Hinojosa (55') fue el aviso de que los amarillos iban a vender cara la derrota. Lo cierto es que el peso lo llevó el Cádiz B pero fueron contados sus ataques; un cabezazo de Moi en un córner ejecutado por Javi Navarro y un lío en el área visitante en otro saque de esquina que llevó el pánico a la afición algecirista.

Los últimos minutos apenas se jugó con los seguidores solicitando el final para celebrar cada uno lo suyo. El Cádiz B, su tercer título de Liga en su historia en Tercera; y el Algeciras, llegar vivo y fuerte mentalmente a una última jornada en la que se ha ganado el derecho a soñar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios