Ultramarinos

El cuerpo

En el mercado de Bazurto. Cartagena de Indias. En el mercado de Bazurto. Cartagena de Indias.

En el mercado de Bazurto. Cartagena de Indias. / L.A.

La materia ordenada y limitada que constituye un ser vivo es un cuerpo. Todo eso que nos ata a este mundo y que tiene relación con nuestros sentidos. Un cuerpo solo es en tres dimensiones, largo o extenso como el horizonte despejado, ancho o amplio como un continente sin fronteras y alto o profundo como el cante jondo. El cuerpo también piensa y tiene memoria. Da sentido a eso que somos y a lo que no, también. Y al espacio en el que habita, también le da sentido un cuerpo. Cada cuerpo es una creación llena de potencia, compuesta por el tiempo que pasó dejando rastros y el que vendrá sin que nadie lo espere. El cuerpo es resiliente y lucha por vivir, quiere y desea estar aquí y ahora. Su único propósito es ser.

En donde yo estoy, el cuerpo se libera de esa carga pasada y futura. Es en el presente. Hablamos de un cuerpo ligero, ágil, que antes que cualquier otra cosa, baila. Como si el cuerpo tuviera su manera propia de expresarse, natural como un animal. Este cuerpo responde a impulsos, por eso tiene un brillo salado. Es un arma de seducción. Aquí el cuerpo se muestra y se mueve con la cadencia de océanos templados. La ética la marca la piel, no su color, sino su espesor. La vida tiene sentido solo a partir del cuerpo que la contiene, haciendo que lata con él y con el mundo. Este cuerpo aún guarda la naturalidad de lo innato y así, cuida de no perder su magnetismo. No necesita entrenar para ser lo que es. Sabe sudar sin ejercitarse y así, respira tranquilo sin que nadie pueda quitarle lo bailao.

De donde yo vengo, el cuerpo antes que nada se piensa y también se imagina. Tiene valor por lo que significa además de por lo que es. Este cuerpo conoce sus límites, no por ponerlos a prueba, sino por idealizarlos. Aquí el cuerpo está condicionado por la mente que cree que lo controla. Este es un cuerpo aprendido, memorizado, que conocemos por sus funciones y sus partes, cualquiera de ellas puede reemplazarse cuando está defectuosa. Es un cuerpo atlético a base de sacrificios y esfuerzos que cobran sentido a futuro. Este cuerpo perdió contacto con la tierra cuando ganó un supuesto refinamiento delicado, que tiene más que ver con un experimento que con la experiencia. Este es un cuerpo que aprende a calcular y calcularse. Por eso pesa, por eso mide, por eso cumple, por eso muere.

Nadie hasta ahora ha determinado lo que puede un cuerpo, escribió Spinoza. ¿Podremos hacer que el alma abandone el cuerpo como si nos vistiéramos de luces, con medias rosas? Alguna vez tendrá sentido tomar el riesgo de vivir el cuerpo dándole descanso a la razón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios