Laurel y rosas

Otra vez “Fantasmas y Monstruos de Chiclana”…

Ya está a la venta “Fantasmas y Monstruos de Chiclana 2” (Navarro Editorial). El pasado jueves lo presentamos en el Centro de Interpretación del Vino y la Sal. Si escribir un texto literario es apasionante, participar en los libros colectivos del Círculo de Autores lo es mucho más. Todavía infinitamente más en las circunstancias que rodearon buena parte de su proceso de escritura: el confinamiento, la pandemia y el Covid que no cesa. El fantasma –el monstruo en una percepción más amplia– no solo es la mayor alegoría de la abundante literatura fantástica, sino que se había transformado en real. Sobra decir, por tanto, que este libro, además de literatura y de historia de Chiclana, contiene inevitables trazos de actualidad. Ha sido emocionante participar en él, y hacerlo con un relato, “La sonámbula”, dedicado a Juan Nicasio Gallego y a su zarzuela de idéntico título, que transcurre en Chiclana a mitad del siglo XIX. Pero lo más emocionante es, sin duda, leer el libro en su conjunto…

Este “Fantasmas y Monstruos de Chiclana 2” reúne muy buenas noticias. Y quiero darlas. Buena noticia es que Navarro Editorial cumpla diez años, y que haya persistido en sacar adelante este título… Buena noticia es que nos hayamos reunidos veintitrés autores, cifra imponente, no superada por ningún otro libro del Círculo. Buena noticia es que el Círculo de Autores siga convocándonos a unir literatura, historia y Chiclana. Buena noticia es que hayamos llegado hasta aquí un buen número de autores que en 2012 nos encontramos en una mesa en el centro de la Papelería y Librería Navarro, con un café y cara de ilusos. “¿Pero esto qué es?”, pensábamos. Esto, aquel miércoles, aquel café, otros muchos miércoles después, nos ha traído hasta aquí.

Recuerdo a José Luis Aragón, a Tomás Gutiérrez, a Pepe Verdugo, a Concha Herrera, a Pepe Mier, a José Luis Ramos… y sobre todo a Paco Montiel, siempre dispuesto a hacer memoria y sacarnos de cualquier duda. También a Pedro Leal, que firmó el collage fotográfico de la primera portada. Todos repetimos –incluido Pedro– en esta segunda entrega. Sería extenso recordar a todos los han participado en este Círculo de Autores, pero no puedo ni quiero olvidarme de los que se quedaron en el camino de la vida: como nuestro querido Pedro González Tuero.

Buena noticia es que, con este “Fantasmas y monstruos de Chiclana 2”, son ya siete los títulos escritos por el Círculo de Autores: “Mi calle, un itinerario literario por la memoria de Chiclana” (2018), “De torre a torre, historias de la Playa de La Barrosa” (2017), “Casas inolvidables de Chiclana” (2016), “Barro y Lágrimas, crónicas de la riada de 1965” (2015), “19 huellas, recorrido por la Chiclana del siglo XIX a través de sus personajes más ilustres” (2013), y aquel primigenio “Fantasmas y monstruos de Chiclana” (2012).

Buena noticia es que en ellos se hayan sumado al reto y la aventura del Círculo de Autores: Antonio Belizón, Ángela Francisca Böhl de Fhaber, Antoñín Díaz, Melissa Franco, Eufrasio Jiménez, Jesús Linares, Paco López, Leonor Montañés, Enrique Rojas, Raquel Sánchez y Jesús Antonio Serrano Plazuelo, compañeros también en este segundo volumen del libro más vendido de Navarro Editorial.

Buena noticia es que hayan participado además autores que publican por primera vez. Cada autor que se ha sumado al Círculo, lo justifica por sí solo. En este último proyecto colectivo lo han hecho: Francisco Cabillas, Belén Oliva y Claudia Cañizares, quien ha tomado el relevo de su padre, Carlos Cañizares, viejo compañero de tertulias en las entrañas de Navarro. Buena noticia es, finalmente, que, juntos de nuevo, presentemos un nuevo título para celebrar que otra Navidad tenemos un libro más que leer y que regalar.

Y buena noticia es, igualmente, que en este libro miremos cara a cara a los fantasmas, a los miedos, a lo inesperado, a la enfermedad, a la violencia, a los malos sueños. A monstruos de todo tipo y ralea: desde dioses vengativos de estirpe fenicia hasta a invasores napoleónicos. También duendes que acuden del norte, macabros asesinatos, venganzas que se saldan sin compasión, misteriosas desapariciones y dispares viajes en el tiempo. Todos transcurren en una Chiclana que se transforma con los siglos pero que es siempre reconocible.

También viven en ella monstruos que nos sirven para denunciar la violencia de género, una de las lacras de nuestra época. O a la que llegan “monstruos” que no creen más que en sí mismo y en la sangre de las dictaduras. O incluso otros que cabalgan por una Chiclana distópica marcada por las consecuencias de la pandemia y su estado de incertidumbre.

Enhorabuena a cada uno de los autores. Quiero confesaros mi admiración, el reconocimiento, la ilusión, el privilegio que es publicar junto a todos ellos. Y tener también la oportunidad de aprender y de disfrutar de lo que creo que nos une: que podría ser la pasión por la literatura, el viaje por el tiempo y la historia, también la escritura como testimonio, pero que en el fondo se reduce a algo mucho más íntimo: Chiclana. Ahora solo nos falta que nos leáis. Esa sería la mejor noticia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios