Protestas

El PP de Chiclana se hace eco de las demandas laborales del servicio de ayuda a domicilio

  • La estabilidad de los horarios, la mejora de salarios y un uso adecuado de la bolsa de empleo, entre sus principales reivindicaciones, según los populares

La presidenta local del PP, Ascensión Hita, conversa con las trabajadoras durante las protestas a las puertas del Consistorio.

La presidenta local del PP, Ascensión Hita, conversa con las trabajadoras durante las protestas a las puertas del Consistorio. / PP Chiclana

El Partido Popular, por medio de su presidenta local, Ascensión Hita, y  la concejala Carmen Baena han atendido a las trabajadoras del servicio de ayuda a domicilio de la empresa municipal Emsisa. Tras concentrarse en Chiclana, como han hecho también en otros puntos, para reivindicar “por la dignidad de un servicio esencial e imprescindible”, mantuvieron un encuentro en la sede popular “para conocer de cerca todas sus necesidades”, apunta Hita.

El colectivo, en el que trabajan principalmente mujeres, pero también hombres, está negociando casi desde 2017, desde que se municipalizó el servicio, para conseguir mayor estabilidad en los cuadrantes, “porque actualmente han de estar disponibles de 7.00 a 22.00 horas para posibles sustituciones, a pesar de que no cobrar plus por tal circunstancia”, destacan desde el PP.

Así, "reclaman que el servicio se organice de tal manera que las que trabajen turno de mañana cubran las necesidades en ese horario, y lo mismo por la tarde. También piden mejoras salariales y que se reduzca la jornada laboral de las 39 horas semanales actuales a 35, de manera paulatina, reduciendo una por año, por ejemplo”, explica Hita

Otra circunstancia puesta sobre la mesa, según los populares, es el hecho de que “el aumento del 14% que la Junta de Andalucía ha aplicado en el servicio de ayuda a domicilio no ha repercutido en la plantilla, sino que se lo queda la empresa”. Esta circunstancia podría contribuir a aumentar 1,6 euros la hora para las trabajadoras. Además, resaltan que “se les ha obligado a recuperar las horas no trabajadas por la pandemia, cuando Emsisa sí las había cobrado”.

Por otro lado, apuntan que “en la bolsa de empleo pueden estar dándose posibles irregularidades en los contratos, pues hay compañeras que habían sido despedidas en junio de 2021 y otras que acaban de contratar a jornada completa hasta 2023, cuando siempre habían hecho contratos de seis meses máximo”, manifiesta Ascensión Hita. Sobre este aspecto, “nos trasladan que no entienden el cambio de criterio por parte de Emsisa, que no ha comunicado ni al comité de empresa ni a las trabajadoras tal circunstancia”.

Otro aspecto que les preocupa es el horario entre servicios. “Tienen un cálculo para el tiempo entre servicios, pero piden que éste sea real, porque la empresa mira el tiempo de Google, cuando no tienen en cuenta posibles retenciones ni problemas de aparcamiento, lo que hace complicado cumplir los tiempos entre domicilios marcados”. Para intentar corregir esto, reclaman que a los 15-20 trabajadores que prestan servicio en el centro de la ciudad se les facilite alguna tarjeta para evitar retrasos”.

Finalmente, desde el comité de empresa lamentan que “tampoco se esté cumpliendo con el Plan de Igualdad aprobado por Emsisa, porque a veces los usuarios piden auxiliares a la carta, con lo que no existe la igualdad de oportunidades para la plantilla”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios