Pleno de abril

El PP pide una ordenanza para evitar que aflore el turismo sexual en Chiclana

  • El grupo municipal popular, en respaldo al trabajo de la Asociación Igualmente, reclama “acciones reales y efectivas para combatir la explotación sexual y no permitir que haya publicidad de negocios que fomenten el consumo de prostitución"

Representantes del PP de Chiclana, durante la presentación de la propuesta que llevarán al Pleno.

Representantes del PP de Chiclana, durante la presentación de la propuesta que llevarán al Pleno. / D.C. (Chiclana)

El Partido Popular instará en el pleno ordinario de este jueves al gobierno municipal a aprobar una ordenanza municipal "que evite que Chiclana se convierta en una ciudad en la que aflore el turismo sexual". Así lo ha anunciado la concejala Carmen Baena, acompañada por Sandra Aguilar, representante del PP en el Consejo Local Mujer, y Samara Ortiz, de Nuevas Generaciones.

La iniciativa del grupo municipal popular también reclama al Ayuntamiento gobernado por PSOE e IU que se lleven a cabo “acciones reales y efectivas para combatir la explotación sexual y no permitir que haya publicidad de negocios que fomenten el consumo de prostitución en el municipio chiclanero".

En este sentido, la concejala Carmen Baena afirma que “desde el Partido Popular de Chiclana nos hacemos eco, a través de la moción de control que presentamos, de la propuesta que ha realizado la Asociación Igualmente, que considera que hay que concienciar a la población de que la prostitución es otra forma de violencia contra las mujeres y que es una tarea compartida que hay que promover desde las instituciones, la comunidad educativa y la sociedad civil”.

Así, la edil expone que “ahora que llega el verano, no queremos encontrarnos en nuestras calles y coches carteles, vallas publicitarias y miles de tarjetas con anuncios de prostitución, como sucedió en 2019 con enormes vallas publicitarias en la carretera de Fuente Amarga y la Rana Verde, donde se anunciaba un negocio de prostitución de San Fernando”.

En esta línea, defiende que “no podemos aceptar y normalizar que la prostitución sea una actividad empresarial y un trabajo, porque eso es blanquear el proxenetismo y atentar contra los derechos humanos de las mujeres, que son objeto de explotación de este negocio. Qué mensaje trasladamos si decimos que el consentimiento en una relación sexual se puede comprar. Resulta incoherente invertir en coeducación, valores de ciudadanía y convivencia si se oferta prostitución en gigantescas vallas publicitarias, normalizando que la mujer es una mercancía”.

Por tal motivo, a través de Carmen Baena, el Partido Popular apela “al compromiso y la responsabilidad que como representantes de nuestro municipio tiene en su poder el gobierno municipal. Queremos que Chiclana se posicione como municipio pionero en nuestra provincia, desarrollando una acción real y efectiva en la defensa de los derechos humanos y contra la violencia de las mujeres”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios