Chiclana

Los inversores reactivan el mercado hotelero en el Novo pese a la crisis

Turistas en un hotel del Novo, en Chiclana.

Turistas en un hotel del Novo, en Chiclana. / Julio González

El mercado hotelero del Novo Sancti Petri se ha reactivado en el último año tras más de una década sin grandes movimientos. Pese a la inflación, la crisis de suministros y la incertidumbre por la guerra de Ucrania, los inversores tienen claro que Chiclana, distinguido recientemente como Destino Turístico de Excelencia en Andalucía, es una apuesta segura.

Así lo demuestra la venta de grandes parcelas hoteleras confirmadas en las últimas semanas, que proyectan sobre la zona dos nuevos proyectos turísticos a corto plazo. En primer lugar, una destacada firma se hizo con unos terrenos en primera línea de playa, entre el Gran Melia y el Hotel Aldiana. La cadena prefiere no facilitar los datos de la operación, que promoverá un nuevo establecimiento y supondrá una inversión millonaria en la zona.

Además, recientemente otra firma nacional se hizo con una segunda parcela privada, en esta ocasión más alejada de la playa. Los terrenos, de unos 50.000 metros cuadrados totales, están envueltos por el campo de golf de Las Lomas Hills. Hablamos de las dos operaciones más importantes en la zona en la última época y supondrán, previsiblemente a partir del próximo año, la puesta en marcha de dos nuevos establecimientos hoteleros destacados.

Por si fuera poco, en las últimas semanas un fondo de inversión de Abu Dabi ha intentado hacerse con uno de los hoteles de la cadena Meliá en la zona. Según ha informado la publicación especializada CoStar, el Abu Dhabi Investment Authority (ADIA), cuarto mayor fondo soberano del mundo, habría ofrecido unos 700 millones de euros por 17 hoteles gestionados Meliá. En ese paquete se encontraría un establecimiento chiclanero, el Sol Sancti Petri, propiedad de la sociedad Equity Inmuebles.

“Veníamos escuchando comentarios, pero lo que hemos vivido en el último año no se había visto hasta ahora”, resume el alcalde de Chiclana y diputado provincial de Turismo José María Román. A su juicio, la localidad ha sido “el Destino nacional que mejor ha funcionado durante la pandemia”, lo que ha provocado que “las miradas se fijen en Chiclana”. “Mientras otros destinos estaban muy mal, con datos del 30% de ocupación, nosotros estábamos al 80% o por encima y con un gasto diario por turista muy elevado”, resume.

El Barrosa Palace afronta en estas semanas una reforma importante. El Barrosa Palace afronta en estas semanas una reforma importante.

El Barrosa Palace afronta en estas semanas una reforma importante. / Julio González

Chiclana es en estos momentos el tercer municipio donde más gastan los visitantes: 84 euros por día, muy por encima de la media nacional y sólo superado por Marbella e Ibiza. Todo ello, gracias a los esfuerzos constantes de la administración y el sector privado en afianzar un modelo turístico de excelencia, reconocido en los galardones recientes. “Se ha demostrado que el modelo turístico que eligió Chiclana también funciona en tiempos difíciles. Muchos han reflexionado sobre la solidez de un modelo que ha soportado la crisis del ladrillo y de la pandemia. En esos dos periodos Chiclana ha sido el destino que ha aguantado el tirón de mejor forma, incluso con subidas de precios”, presume Román.

El alcalde destaca los beneficios que supondrán los dos proyectos hoteleros pendientes. “Cada hotel puede mover una inversión de entre 50 y 100 millones de euros, además de los puestos de trabajo que se generen durante las obras y los casi 300 empleos que se generan una vez que el establecimiento empiece a funcionar”, resume el primer edil, quien considera que el impacto de estas aperturas son “una oportunidad muy importante no sólo para Chiclana, sino para toda la Bahía”. “Chiclana congrega una cuarta parte de las plazas hoteleras de la provincia y es una referencia turística a nivel nacional, con un peso importante en Europa”, concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios