La crisis del coronavirus Chiclana se conciencia por el miedo al coronavirus

  • Las playas de la ciudad cambian de aspecto de manera radical con bares y restaurantes cerrados

  • Pocos establecimientos hosteleros y comercios del centro y la costa mantenían abiertas sus puertas al público al mediodía

Chiclana ha dado un paso importante en cuanto a las medidas para evitar posibles contagios por el coronavirus Covid-19 ante la respuesta de gran parte de la población chiclanera durante la jornada de hoy en cuanto a limitar sus movimientos y, además, con el masivo cierre de restaurantes, bares, cafeterías y comercios de la ciudad tanto en la costa como en el centro, si bien eran pocos los casos en los que ese tipo de locales mantenían abiertas sus puertas al público.

La colocación de la bandera roja por parte del Ayuntamiento en las playas ha surtido efecto y el aspecto que presentaba la costa hoy al mediodía es radicalmente opuesto en comparación con el que ofrecía ayer viernes con público en las terrazas y gente bañándose en las playas.

En este sentido, los establecimientos hosteleros del paseo marítimo de La Barrosa se han sumado al cese de la actividad de manera temporal y han recogido mesas y sillas, si bien una minoría de propietarios de los negocios de esta zona iban con la idea de abrir, aunque finalmente optaron por echar el cierre.

Así, en la costa tan sólo se veía a pocas personas paseando o haciendo ejercicio por la playa en una jornada como la de hoy sábado en la que el paseo marítimo se llena normalmente de público de la ciudad, pero también de otros puntos de la provincia, sobre todo procedentes de Cádiz y San Fernando.

Además, a lo largo de la costa patrullaban agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local para que se respetara la orden de prohibición del baño. El estanco, algún que otro autoservicios, la farmacia y el puesto de la Cruz Roja en la segunda pista eran de los pocos abiertos en la playa de La Barrosa. Del mismo modo, en Sancti Petri se han suspendido todas las actividades deportivas que se vienen desarrollando en esta franja del litoral chiclanero y se han cerrado la gran mayoría de los locales hosteleros.

En cuanto al centro de Chiclana, el Mercado Municipal de Abastos acogía a un buen número de clientes, aunque algo menos que ayer, aunque sorprendía ver en estas instalaciones a personas de avanzada edad que por costumbre realizan sus compras en la plaza. Respecto a los negocios en esta zona se apreciaban al mediodía algunos bares y cafeterías abiertos que fueron cerrando conforme avanzaba la mañana y desaparecía paulatinamente la poca gente que transitaba por las calles. Pero en general, la gran mayoría de los comercios y establecimientos hosteleros se sumaron al cierre y al lema '#QuédateEncasa'.

El centro experimenta una mañana con normalidad, pero con menos gente por la calle

De hecho este fue el mensaje que lanzó anoche en redes sociales la junta directiva de la plataforma comercial Vive Chiclana, con más de un centenar de socios, en el que se señalaba que "por responsabilidad con nuestra ciudad, vecinos y clientes, proponemos el cierre temporal de la actividad comercial y hostelera de los socios y colaboradores de la entidad". Además, insta a los todos los vecinos a que se sumen al reto '#QuédateEncasa' para ayudar a frenar las consecuencias del covid-19, coronavirus".

De esta manera, la inmensa mayoría de comerciantes y hosteleros vienen contribuyendo a las medidas de emergencias sanitarias por el coronavirus en una situación excepcional de la que se espera no se alargue en el tiempo, aunque aún se producen compras compulsivas en algunos grandes supermercados de Chiclana.           

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios