Cadiz CF

Sin prisa pero sin pausa para fichar un ariete

  • El siguiente paso es la incorporación de un delantero, aunque el club juega con los tiempos del mercado

Rubén Cruz, durante el partido contra el Granada del pasado sábado. Rubén Cruz, durante el partido contra el Granada del pasado sábado.

Rubén Cruz, durante el partido contra el Granada del pasado sábado. / kiki

La urgencia del Cádiz pasa por la próxima llegada de un centrocampista debido a la obligada ausencia de José Mari. Álvaro Cervera sólo dispone desde hace un mes de tres jugadores -Jon Ander Garrido, Rafidine Abdullah y Álex Fernández- para dos puestos en la medular, de ahí la necesidad de apuntalar esa zona para dosificar esfuerzos y ante la posibilidad de que haya algún lesionado más o alguna sanción puntual por acumulación de cartulinas amarillas. El hecho de que el entrenador esté empleando con asiduidad un trivote aumenta la necesidad del pronto aterrizaje de un medio, que está al caer si se concreta la llegada de Eugeni cedido por el Valencia.

Para el puesto que no hay prisa es para el de delantero. Los responsables deportivos del club no ocultan desde hace varias semanas que pretenden reforzar el ataque con la contratación de un ariete, ya sea en propiedad o en calidad de cedido, pero el caso es distinto al del centro del campo. Cordero y Pina quieren dejar que el mercado madure a la espera de posibles descartes de equipos de Primera División o la cristalización de alguno de los contactos que mantienen abiertos. Los dos son profundos conocedores del mercado nacional e internacional y se mueven con discreción. Queda un largo trecho hasta el próximo 31 de enero -22 días- y puede pasar de todo.

Lo que sí es seguro es que Alfredo Ortuño, autor de 17 goles con el Cádiz la pasada temporada, no vivirá una segunda etapa de amarillo y azul después de haber firmado por el Real Salt Lake de la principal Liga de Estados Unidos.

La opción de la incorporación de un delantero está abierta aunque no es segura. Todo dependerá de lo que pueda ofrecer el mercado. Si llega un futbolista de ataque el jugador que en principio tiene todas las papeletas para cambiar de aires es Rubén Cruz. El utrerano ya ha recibido la comunicación del club de que será el jugador descartado en el caso de que aterrice un atacante, pero mientras tanto es un futbolista más de la plantilla. De hecho, el reciente duelo contra el Granada participó el último cuarto de hora.

Rubén Cruz, que desarrolla su segunda temporada en el Cádiz, es el delantero del conjunto amarillo que acumuló menos minutos en la primera vuelta, perjudicado además por una lesión que retrasó su disponibilidad en el arranque de la temporada. Suma 348 minutos. El que más tiempo pasa en el terreno de juego es José Ángel Carrillo con 788 minutos, algo más que los 746 que atesora David Barral. Dani Romera lleva 453 minutos.

El futbolista nacido en San Fernando es el que acredita más titularidades, nueve frente a las siete de Carrillo, las seis de Dani Romera y las cuatro de Rubén Cruz.

Los números cosechados por los cuatro delanteros del Cádiz en la primera parte de la temporada reflejan con meridiana claridad que el sevillano es el que meno cuenta y por tanto es el hombre indicado para abandonar la nave amarilla si el club convierte en realidad el objetivo de hacerse con los servicios de un artillero. La maquinaria está en marcha, pero toca esperar unos días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios