Cádiz CF

Lo peor desde el último ascenso a Segunda A

  • El Oviedo es el rival que mejor tiene tomada la medida a los amarillos.

Formación del Real Oviedo en un encuentro de la presente temporada. Formación del Real Oviedo en un encuentro de la presente temporada.

Formación del Real Oviedo en un encuentro de la presente temporada.

En junio de 2016 se produjo el último retorno del Cádiz CF a Segunda División A, pues desde entonces las visitas al Nuevo Tartiere han sido nefastas y han provocado que el equipo amarillo haya vuelto a la capital gaditana con las alforjas vacías. Es el peor enemigo en este sentido porque los números así lo demuestran; es el adversario que aguarda el domingo, momento para poder cambiar la tendencia.

Antes del primer envite en suelo asturiano tras el último ascenso, se produjo el cruce de la eliminatoria de campeones (2014-15) que ya dejó huella a pesar del 1-1 en la ida. El Cádiz fue mejor en muchas fases del encuentro aunque incapaz de traerse para la vuelta un marcador aún más favorable. Lo sucedido en Carranza (0-1) es ya conocido por todos porque el ascenso por la vía rápida se lo adjudicó el Oviedo.

Desde que ambos han coincidido en la división de plata desde el último ascenso cadista, las visitas amarillas al Nuevo Tartiere sólo entienden de derrotas. En la 2016-17 el choque acabó 2-1. Los de Álvaro Cervera tomaron ventaja en el minuto 21, lo que les ponía el duelo de cara. Sin embargo, hubo dos momentos claves que se pagaron de forma cara. En la penúltima acción de la primera parte empataba Linares, y en los primeros instantes de la reanudación daba la vuelta al electrónico Christian Fernández. Pero es que en la primera vuelta de aquella campaña el conjunto asturiano, dirigido entonces por Fernando Hierro, venció 0-2 en Carranza. Garrido y Eddy Silvestre fueron expulsados.

Una temporada después (2017-18), el primer envite fue en suelo ovetense y de nuevo los puntos se quedaron allí. Toché marcaba en el minuto 64 el único tanto del encuentro, suficiente para que el Cádiz repitiera la amargura en el campo y contra su rival maldito. Sólo en la segunda vuelta de aquella campaña los amarillos han podido saborear una alegría contra este enemigo; fue un 2-1 gracias a la remontada con goles de Perea y Servando, que neutralizaron el gol inicial de Linares.

Por último, la campaña pasada el Oviedo arañó un punto en Carranza gracias a un tanto de Tejera en la prolongación, mientras que en el Nuevo Tartiere se repitió el guión con una derrota por 2-1, ya que el gol de Machís, que realizó un partidazo, no sirvió ante un adversario que de nuevo demostraba tener bien tomada la medida al cuadro cadista.

El de este próximo domingo será el séptimo cruce liguero entre azulones y amarillos desde el ascenso de estos últimos en 2016. Una cita cargada de complejidad si se apela a la historia más reciente de los duelos entre ambos y a la capacidad de los asturianos. Las malas rachas están para romperlas y al Cádiz, como líder, se le presenta una gran ocasión ante su 'bestia negra'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios