Cádiz CF

“Que nadie dude de mi compromiso hasta el último momento”

  • Manu Vallejo asegura que seguirá metiendo la pierna como hasta ahora y expresa un especial agradecimiento a su familia, a Cervera y a Mere

Manu Vallejo, durante su comparecencia ante los medios este martes. Manu Vallejo, durante su comparecencia ante los medios este martes.

Manu Vallejo, durante su comparecencia ante los medios este martes. / Marcos Piñero

Manu Vallejo, el otro foco de atención en la rueda de prensa celebrada en el Ramón de Carranza este martes y en realidad el gran protagonista por su traspaso al Valencia, para muchos inesperado porque se ha producido justo a la conclusión del mercado de invierno, reconocía su alegría por lo que supone un enorme salto en su incipiente carrera deportiva.

De hecho, en poco más de medio año ha pasado de jugar con el filial amarillo en Tercera División a fichar por uno de los históricos del fútbol español, un equipo que arranca temporada tras temporada con aspiraciones de Liga de Campeones. “Quizás no me estoy dando mucha cuenta del paso que he dado. Ahora mismo me encuentro tranquilo, a gusto, y no tengo que mirar a futuro. En julio cambiarán las cosas y supongo que entonces me daré cuenta de lo que he hecho y dónde estoy”.

"Soy el mismo y estoy rodeado por magníficos compañeros; me queda mucho por aprender"

La noticia de que un grande pretendía hacerse con sus servicios causó lógicamente un enorme impacto en el atacante y su entorno. “Imaginad cuando me entero. Un club tan grande que te da la posibilidad de seguir creciendo, uno de los clubes más grandes de España… Me siento muy contento, pero el Valencia es mi futuro, a partir de julio; ahora mismo el Cádiz es mi equipo y aquí es donde estoy más feliz que en ningún otro lado”.

Cuando la operación fraguó, cuando se concretó, Manu pensó, como no puede ser de otro modo, en todos aquellos que han estado cerca durante el pasado. “Es normal. Te acuerdas de la gente que tienes cerca, los que me han ayudado años atrás. Manu no es un futbolista de un año, lleva muchos años y los que han estado lo han hecho posible. Mis padres, mi familia, mis amigos, mi novia… Teniéndolos cerca, valorándome, todo ha sido más fácil”.

El canterano insiste en que de momento no quiere mirar más allá del 30 de junio y su intención es centrarse 100% en el Cádiz. Hasta tal punto es así que apenas ha hablado con nadie de su nuevo club. “Lo típico para la firma, pero nada más. A partir de julio ya habrá tiempo”.

Palabras de agradecimiento, igualmente, para su actual entrenador y para el que le permitió la pasada campaña brillar con el Cádiz B. “Álvaro Cervera está también muy contento porque él lo ve como una gran oportunidad para mí y yo estoy muy agradecido por lo mucho que ha hecho por mí”. Por supuesto, más de lo mismo en el caso de Mere. Es más, el ex técnico del Cádiz B quiso llevárselo al Fuenlabrada, lo que no pudo ser porque Manu se quedó en el primer equipo al finalizar la pretemporada. “Hablamos bastante, él se alegra de lo bueno que me pase y yo de que le vayan bien las cosas”.

Los más críticos del lugar llegan a temer por el compromiso del joven futbolista una vez firmado su nuevo contrato con el Valencia. Nada más lejos de la realidad. “Mi mensaje lo puedo demostrar cada fin de semana en el campo, voy a seguir siendo el mismo, los que me conocen lo saben. El que piense que porque he firmado voy a dejar de pelear una pelota, se equivoca. Mi conciencia está tranquila, lo voy a dar todo hasta el último momento por el escudo del Cádiz. He sido canterano y sé lo que es esto”.

La humildad es otra marca de la casa. Si su renovación no le subió los humos, haber sido contratado por un equipo de la talla del valencianista, tampoco. Ni por asomo considera que cuenta ahora con más galones en el vestuario. “Sigo siendo el mismo, rodeado de compañeros increíbles, jugadores que sí que tienen más galones que yo. En el día a día intentan enseñarme cosas que con 21 años aún tengo que aprender. Me queda mucho por aprender y estoy en las mejores manos”.

Manos que podrían ayudarle a, quién sabe, convertirse en internacional con alguno de los equipos de España. “Eso es algo en lo que ni siquiera pienso, pero siempre es bonito ponerte la equipación nacional. Tiene que ser de lo más grande, pero ni miro cuando hay convocatoria”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios